Una enferma muy sana; ‘Ömer, sueños robados’

QUÉ HA PASADO

• Ayse acepta la propuesta de matrimonio de Cemil.

• Tekin secuestra a Kudret y comienza a torturarlo.

• La hermana de Aysel llega a la mansión de Ulviye.

Después de haber confesadosus sentimientos a Levent y sentir en propia carne su rechazo, Melis se marcha de la casa sin decir a nadie su destino. En mitad del camino, finge tener un fortísimo accidente de tráfico, causado por el estado de nervios en el que se encuentra. Es justamente Metehanoğlu quien la encuentra supuestamente inconsciente dentro de su coche y la traslada de nuevo a la mansión.

Ya en su cama, la mujer se despierta y trata de hacer sentir culpable a su amado. “Cuando me dijiste que no me querías solo pensaba en irme lejos de aquí. Debería haberme muerto, porque no deseo vivir sin ti”, asegura llorosa. El chico cae en su manipulación y decide posponer sus planes. “No es justo que declare públicamente mi amor por Meryem mientras Melis está convaleciente. Yo soy el responsable de todo”, le explica más tarde a su inseparable Cemil.

Por su parte, Asli sigue adelante con su objetivo de acercarse al señor Bahadir. Una mañana incluso se demora en preparar el desayuno por hacerle su zumo favorito. Su tía, que nota el interés de su sobrina por su patrón, le ordena que ponga atención únicamente en sus tareas, pues por mucho que lo sueñe no dejará de ser una criada. “Además, él ama a la señora Hülya”, sentencia.

Mientras tanto, Tekin tiene una nueva idea para que Meryem vuelva a casa de Durmus y resuelve contratar a una mujer que se haga pasar por la madre de Ömer y se lo lleve lejos. Sin el pequeño en el hogar de Ulviye, la muchacha no tendrá excusa para quedarse allí y deberá volver al barrio con su padre. “Juré que serías mía y no pararé hasta lograrlo”, piensa en su despacho con una sonrisa.

Fuente: Leer Artículo Completo