Una cita y algo más; ‘Servir y proteger‘

QUÉ HA PASADO

• Mauro confiesa a Paty que mató a su padre.

• Miralles se prepara para ser la nueva comisaria.

Pese a la prohibición de Bremón, Salgado continúa con su plan de filtrar a la prensa que él disparó a Lucas Infante. “No sigas por ahí”, le recrimina Miralles, convenciéndolo para acabar con esa idea.

En el centro cívico, María asiste al curso de Historia del Arte, donde hace buenas migas con su compañero Paco hasta que el acercamiento de él la incomoda y lo habla con Paty. “Ten cuidado, es un seductor”, le advierte la chica.

Quintero está en el punto de mira de las hermanas Velasco, que deciden ponerlo a prueba. No solo ellas, también Néstor sospecha del empresario, en este caso por la llegada de un alijo de droga al barrio. Sin embargo, el policía tendrá que admitir su error.

Tras su fracasada primera cita, David propone a Paula volver a quedar y, ahora sí, la cena transcurre de maravilla. “Me siento muy a gusto a tu lado”, confiesa el abogado, aliviando a Paula, que dudaba de si era correspondida. La noche acaba mejor de lo esperado y hacen el amor.

Todavía dolida con Quintero por la marcha de Hanna, Lidia recibe una sorpresa. “¡Carmina! ¡Cuánto tiempo sin verte!”, dice al encontrarse en comisaría a la antigua amiga de su madre, que quiere denunciar la desaparición de su novio. La investigación lleva a Alonso a descubrir que el hombre es un estafador. “¡Es mentira!”, se rebela la señora, quien, no contenta con eso, decide desvelar a la agente un secreto sobre su madre.

Mientras Lara se plantea irse a Logroño para atender a una víctima de maltrato, Carlos y Paula trabajan en el aparente suicidio del viejo librero Lorenzo Arjona. “He encontrado algo. Este hombre falsificaba documentos”, informa el inspector. Lo que no imaginan es que entre sus clientes figuraba Ramiro Infante.

La relación entre Paula y David alerta al comisario, que los confronta por separado. Pese a ello, la pareja sigue intimando y llegan incluso a peligrosas confesiones. “Yo maté a Lucas Infante”, confiesa la policía a su amante.

Fuente: Leer Artículo Completo