Qué va pasar en los capítulos de ‘Tierra Amarga’ en Antena 3

  • Qué ha pasado en ‘Tierra Amarga’: Yilmaz entró en el rancho de los Yaman dispuesto a llevarse a Züleyha, pero esta se negó a huir con él
  • El avance semanal de ‘Tierra Amarga’

    Hünkar se ve obligada a vender sus tierras para sacar a Demir de prisión.Sermin le está pidiendo una fuerte suma de dinero a cambio de retirar los cargos contra él por el asesinato de Çengaver, pero desgraciadamente, el dinero de los Yaman se está acabando y casi no queda nada de la gran fortuna de la que presumían tiempo atrás.

    La mujer, tras escuchar varias ofertas, finalmente se ve obligada a visitar a Hatip. Es quien más dinero ha ofrecido por sus terrenos. El hombres disfruta de ver a la señora humillarse ante él: “Así que ahora si soy digno de que venga a verme. Cómo han cambiado las cosas”.Hünkar, ante las vejaciones del empresario se retracta de su decisión y termina entregándole sus tierras a otra persona, aunque por menos dinero. Acto seguido, deposita la pequeña fortuna en la cuenta bancaria de Sermina, tal y como esta le pidió.

    Las intenciones de Behice

    Pasan tres días y se reanuda el juicio contra Demir. El tiempo transcurre y Sermin no aparece para testificar en su favor. Los Yaman entienden que la mujer les ha engañado y ha huido con el dinero. El juez, viendo que hay ningún cambio en el caso contra el reo, envía nuevamente a Demir a prisión, donde seguirá cumpliendo condena por un crimen que no ha cometido. Hünkar llora amargamente y se lamenta por no haber logrado ayudar a su hijo.

    A quien si le beneficia que Demir siga en prisión es a Yilmaz. Que ve en este hecho una oportunidad para acercarse a Züleyha. Esta, por su parte, se siente prisionera en su propia casa después de que su suegra haya contratado a Nesrim, una nueva empleada, para vigilarla. La mujer paga su frustración con Saniye. Ambas comienzan a discutir y la cocinera se cae por las escaleras. Gafuur, la lleva corriendo al hospital.

    Entretanto, Behice, la tía de Müjgan, se sigue hospedando en casa de Fekeli, por quien muestra cierto interés desde su llegada al pueblo. Ali, que no sospecha de las intenciones de la mujer, se ofrece a acompañarla a Adana cuando recibe una llamada de teléfono en la que le instan a visitar la ciudad: “Me han dicho que debo solucionar algo relacionado con unos papeles”.


    Fuente: Leer Artículo Completo