‘Nasdrovia’: Hugo Silva y Leonor Watling se unen contra la mafia rusa en Movistar

  • Movistar estrena el viernes 6 de noviembre la serie ‘Nasdrovia’, protagonizada por Hugo Silva y Leonor Watling.
  • Es uno de los estrenos que Movistar ha preparado para noviembre.

    Empezaron en la tele, Leonor Watling en tres capítulos de Farmacia de guardia y Hugo Silva con un fijo en Al salir de clase. Ahora, después de dos décadas de fructíferas carreras, la de ella más en cine, el medio les ha unido en Nasdrovia, serie que Movistar+ estrena este viernes 6, con dos capítulos de 30 minutos por semana.

    La serie es la adaptación de El hombre que odiaba a Paulo Coelho, novela de Sergio Sarria (Malaka), quien con sus excompañeros de El intermedio, Miguel Esteban y Luismi Pérez, firman el guion. “Me llegó el texto hace unos dos años –recuerda Leonor–, y me pareció tan estupendo y con tantos pliegues que pensé: No se hará porque no solo es una comedia, es mucho más. Creí que ‘plancharían’ el guion pero no, incluso le han añadido aún más pliegues”.

    A Hugo le ocurrió lo mismo: “Leí el primer capítulo y vi que no tenía ningún referente en España. Es una ficción muy particular”. Si él ha explotado la vis cómica en Los Pacos o en El Ministerio del Tiempo, ella sorprenderá mucho en el registro que le propone esta ficción.

    Interpreta a Edurne, “una abogada que trabaja con su exmarido y mejor amigo, Julián (Hugo). Personas con una moral flexible, muy materialistas; buena gente si les conviene. Y un buen día deciden cambiar de vida. Conocen a un chef genial y abren un restaurante ruso”, explica la actriz.

    Las cosas empiezan a torcerse – añade Hugo–. Y a mi personaje la situación le empieza a superar. Es un tipo muy dependiente de sus estados anímicos [toma ansiolíticos], débil y bastante imprevisible. Hará cosas que pensaba que jamás haría”.

    Odio mi vida”, dice Edurne en su 40 cumpleaños, y arrastra en este giro vital a Julián, snob, soberbio y prepotente como ella. Pasan de defender a empresarios corruptos a caer en manos de la mafia rusa. Buscaban emociones fuertes pero no tantas como les esperan.

    De este modo, montan Nasdrovia (salud, en ruso), que gracias a los exquisitos blinis, plato típico eslavo, que elabora Franky (Luis Bermejo), se convierte en el restaurante favorito de Boris Petrov, el peligroso jefe de la rama española de la Tambovskaya.

    Unos villanos atípicos

    El thriller y la comedia negra la aportan estos villanos atípicos, duros pero que hablan de Instagram, de Juego de tronos, de su alergia al gluten, o de su pasión por el jugador de básquet Tkachenko.

    No hay chistes ni gags; son unos mafiosos tipo Los Soprano con los problemas y las inquietudes de cualquiera –explica Leonor–. Eso creará empatía con el espectador mientras Edurne y Julián se van metiendo en su oscuro mundo con toda naturalidad”. Una relación peligrosa de la que les resultará difícil escapar.

    La actriz está encantada decoincidir con Hugo: “Tenía muchas ganas de trabajar con él; he descubierto un súper buen compañero, además de un actorazo. Él y Luis Bermejo me lo pusieron todo muy fácil”.

    Ella lleva el peso de la trama, frente a la novela original, que recaía en Julián. “Edurne tiene una soberbia y unos rasgos básicos que podrían ser masculinos y él tiene otros que de manera simplista podría decir que son femeninos. Lo estupendo es que se intercambien. Estoy ya harta de que las chicas tengan que hacer de chicas y los chicos de chicos”, añade.

    Su personaje habla a cámara, como Phoebe Waller-Bridge, protagonista de Fleabag, pero la idea española es anterior. “Los monólogos son un guiño al espectador, en plan Woody Allen o Groucho Marx. Al principio, fue complicado, pues estamos entrenados para obviar la cámara. Pero luego me tenían que cortar. ¡Romper la cuarta pared engancha!”.

    Fueron ocho semanas de rodaje para seis capítulos, con el actor ruso Anton Yakovlev, y dos británicos y un francés, que simulan ser rusos. “Me he divertido mucho haciendo la serie. Es uno de los papeles que más me ha gustado. Y los espectadores van a conectar mucho con todos… Aunque no sean muy buenas personas”, asegura Hugo.

    Sus otros proyectos

    Movistar+ ha encargado segunda temporada de Nasdrovia. “Quiero ver qué pasa con Julián, puede dar muchas vueltas”, celebra el actor. “Debería empezar en la plaza Roja de Moscú”, bromea ella, que nunca ha estado en Rusia.

    Mientras, él graba La cocinera de Castamar y Los Pacos, para Atresmedia, y ella, Besos al aire (Mediaset), a la espera del estreno de La templanza (Amazon Prime Video).

    Fuente: Leer Artículo Completo