La madre muerta; ‘Mi hija’

QUÉ HA PASADO

• Cemal encuentra a Asu.

• Candan abre su clínica.

• Ugur sale de la cárcel.

Demir llega a Estambul a tiempo de impedir que Öykü ingrese en un orfanato. Al abrazarla y pedirle perdón por haberse ido sin avisar, se da cuenta de que ya no puede estar sin ella y empieza a comportarse como un padre. Enseguida se instalan en una pensión para tristeza de Candan, que ya se había acostumbrado a tenerlos en su casa. La veterinaria les recuerda que pueden contar con ella para lo que necesiten y les invita a visitar su nueva clínica.

Cemal se propone seducir a Candan

Después de una noche bebiendo y bailando sin parar, Asu llega a su apartamento y medio inconsciente recuerda el momento en que entregó a su hija recién nacida ocho años atrás. Horas después, despejada y con la arrogancia de siempre, va a ver a Cemal y le asegura que no es el padre de Öykü: “Ya puedes dejarme en paz”. Ugur quiere cambiar de vida y pide dinero a su madre para abrir un negocio. El mismo día que compra el local, descubre que lo han estafado.

Dispuesto a sacar partido de la relación que Demir tiene con Candan, Cemal se instala en el barrio donde la veterinaria ha abierto la clínica, se presenta como un asesor financiero y se gana su simpatía. El médico que atendió a Öykü en el hospital y que sabe que padece la enfermedad de Niemann-Pick la busca para estudiar su caso, pero nadie en su antiguo barrio sabe dónde está. Mientras tanto, la niña miente a su padre cuando le pregunta por qué Zeynep, a la que creía su tía, la abandonó.

Obsesionado con Asu, Cemal la busca de nuevo y la encuentra en el local donde canta, con unas copas de más, y se la lleva a casa. Al día siguiente, le pide ayuda para vengarse de Demir: “Él ya te ha olvidado, tiene una novia guapa y rica”. La mujer se va sin darle una respuesta y cuando baja ve a su antiguo amor con una niña y saludando a Candan.

Fuente: Leer Artículo Completo