Florentino Fernández habla de la dura experiencia de ‘Masterchef Celebrity 5’

Tras dos años alejado de la televisión, Florentino Fernández ha regresado a la pequeña pantalla por todo lo alto. Primero como concursante de Masterchef Celebrity 5; fue capitán de equipo este verano de Typical Spanish, también en La 1, y colabora con Andreu Buenafuente en su espacio Late Motiv, en Movistar+.

¿Ya eras cocinillas antes de llegar al concurso?

La cocina es una de mis pasiones, hasta tal punto que vivo prácticamente en ella. En verano, mi sitio favorito es el frigo, por si me entra hambre, y en invierno, el horno.

¿De dónde viene esa afición?

De toda la familia, de mi madre, de mi abuela… He cocinado con ellas desde pequeño, así que Masterchef es un regalo que me han hecho.

¿Te formaste en algún restaurante para concursar?

Los aspirantes suelen ir a alguno de renombre para aprender técnicas de alta cocina, pero este año nos ha pillado la pandemia y ha sido diferente. A mitad del programa yo estuve en Atrio, en Cáceres, con el cocinero Antonio Pérez, que tiene dos estrellas Michelin.

¿Y cuál es tu plato estrella?

He hecho muchos en el programa, pero mi plato estrella es el arroz con leche. Es una receta de mi abuela pensada solo para cuatro personas.

¿Lo tuyo es la repostería?

Cocino mucho: salado y dulce. Me da igual un bizcocho, tarta de zanahorias o de queso que magdalenas o galletas.

¿Este concurso es tan duro como parece?

Así es. Ya me habían avisado, pero es más exigente de lo que imaginas. Necesitas mucha fortaleza física y mental para soportarlo. Venero a Celia Villalobos por haber aguantado como una campeona.

Has maridado la cocina y el humor en pantalla.

El humor es lo que me ha acompañado toda la vida y lo marido con lo que haga falta.

¿Eres muy competitivo?

Soy más bien poco, y en el programa me he divertido más que cocinado. Es verdad que he aprendido mucho y mi idea de la cocina ha cambiado.

¿Qué tal con el jurado?

Me he reído con el mismo con el que me he cabreado, es decir, Pepe Rodríguez, un tipo malvado e irónico que ha sacado mi lado bueno y malo.

¿Recuerdas muchos piques entre los participantes?

Piques no, pero sí ha habido malos rollos cuando estábamos estresados. He sido el primero en tener discusiones con Celia Villalobos, con Lucía Dominguín o con Gonzalo Miró, el más caradura. Las tensiones han surgido en exteriores.

¿En tu casa cocinas tú?

Sí. Lo hago más que mi chica (Lidia de Fernández). Ella cocina muy bien, pero a mí hacer recetas me evade, sobre todo en el pasado confinamiento.

Fuente: Leer Artículo Completo