‘First Dates’: Las calabazas de Dani, el bajista de Taburete

Daniel Guadaño es el bajista de Taburete, pero a pesar de formar parte de un grupo de moda, en el amor no le va tan bien como en la música. El chico, de 32 años, fue a First Dates para que Carlos Sobera le ayudase a encontrar pareja ya que lleva seis años soltero. Y es que, según confesó, “la cosa no está fácil” y “la música me ha costado muchas novias”, reconoció. Al parecer, el principal problema consiste en que “te planteas si ligas porque eres de Taburete o ser por quien eres”.

Daniel, de 32 años, confesó que fue Willy Bárcenas, bajista del grupo, fue quien le animó a buscar pareja en el programa de Cuatro, y Carlos Sobera no ha dudado en llamar al cantante. Guillermo nos ha contado que él tiene pareja y que no tiene ningún consejo que darle a Dani porque él tiene su propio encanto y con cantar una canción bonita le bastaría.

En cuanto a los requisitos que busca Dani en una pareja, está “que le entiendan”, por la vida que lleva una persona de su profesión y que “le guste la música”. Tras esta primera charla llegó el turno de conocer a su cita de la noche que no era otra que Sandra, una chica de 24 años. Aunque a primera vista no se había producido un flechazo, la prueba definitiva de su había o no feeling se produjo a la hora de hablar de gustos musicales.

En ese momento, ambos se han dado cuenta de que ninguno de los dos tenía ni idea de quiénes eran los grupos que le gustaban. Ella, no había oído hablar de Willy Bárcenas y compañía: “Miraré quién es Taburete”, decía Sandra ante un alucinado Dani. Pero la misma cara se le quedó a él al escuchar que le gustaba el reggaeton flamenco y Omar Montes: “¿Quién coño es Omar Montes? He pensado que será un cantante de estos como es Ozuna o Daddy Yankee”.

Después, se lo contaba alucinado a Willy Bárcenas, que no podía evitar la risa.

El chasco definitivo

Aunque habían comprobado que sus gustos y aficiones no eran los mismos, Dani decidía darle una segunda oportunidad a la historia y aseguraba que se lo había pasado bien en la cita y no le importaría repetir la experiencia para conocerse un poco más. Pero no era recíproco. La joven ha empezado a decir las cualidades del bajista, también ha confesado que se lo ha pasado bien pero… “no, no tendría una segunda cita con Daniel”.


Fuente: Leer Artículo Completo