‘El Jefe Infiltrado’ de Telefurgo analiza a sus trabajadores

  • La restauración, el alquiler de vehículos, la industria textil, la peluquería o la ferretería serán algunos de los sectores en los que cada semana un jefe se infiltrará en su propia empresa bajo una falsa identidad
  • En el cuarto programa de la temporada, El Jefe Infiltrado será Francisco Lucas, uno de los fundadores de Telefurgo, que se adentra hasta lo más profundo de la empresa para saber cómo trabajan sus empleados

    Desde la restauración, al alquiler de vehículos, pasando por la industria textil, la peluquería, perfumería, empresas de mobiliario y hasta un grande de la ferretería; cada semana un jefe se infiltrará en su propia empresa bajo una falsa identidad. Trabajará codo con codo con sus empleados, afrontará riesgos, se emocionará y tomará decisiones que cambiarán para siempre la vida de sus trabajadores. Lo que ellos nunca sabrán es que su nuevo compañero de trabajo en realidad es… el jefe infiltrado.

    Así es la cuarta entrega de El Jefe Infiltrado

    Alquilar una furgoneta es la opción más inteligente para una multitud de situaciones: mudanzas, trabajo… Telefurgo es todo un referente en el sector que siempre nos ofrece la solución. Francisco Lucas era un transportista con alma de emprendedor que, junto a su compañero Daniel, en 2006 comenzó una aventura que va sobre ruedas y cuenta ya con más de 50 oficinas.

    Para poder seguir creciendo, una tarea cada vez más difícil, Francisco Lucas se infiltrará entre sus trabajadores como José Manuel, un transportista en paro que compite para ganar un premio en metálico y así poder empezar de nuevo.Bajo su nueva identidad descubrirá que en sus furgonetas se transporta algo más que mercancía, comprobará que trabajar en alguna de sus oficinas es una actividad de riesgo, que en ocasiones no todo va rodado, que algunos trabajadores ponen a los clientes a tres mil revoluciones, y conocerá historias protagonizadas por verdaderos héroes.

    Como jefe destaca por su actitud cercana y extrovertida, pero también es un verdadero adicto al trabajo. Le gustaría volver a tener contacto después de muchos años con los clientes y sus empleados, la base de su empresa. Pero la infiltración como jefe puede ser arriesgada por las situaciones que se puede encontrar.

    Preocupaciones y sorpresas van de la mano en esta infiltración empezando por una intensa y singular jornada de trabajo en el departamento de atención al cliente en uno de los centros más potentes de Telefurgo, en el cual encontrará a una empleada cuyo exceso de confianza con los clientes no es de su agrado.Mantener la calma se convertirá en una tarea complicada para el jefe tras su infiltración en una de sus delegaciones. La situación de inseguridad en la que se encuentra le hará plantearse su cierre.

    Otros de los departamentos en los que el jefe decide infiltrarse es el de mantenimiento, tarea fundamental para la empresa, y lo hará de mano de un trabajador que le dejará sorprendido muy positivamente. Por último, descubrirá que no todo va sobre ruedas con uno de sus empleados del servicio de entrega a domicilio.Será una infiltración llena de incidencias, pero también de historias emocionantes que llegarán al corazón de un jefe que tendrá la oportunidad de conocer a sus trabajadores por cómo son realmente y por el cariño que le tienen a la empresa.

    Fuente: Leer Artículo Completo