Bahar vs. Sirin: El final desigual de las protagonistas de ‘Mujer’

  • Bahar ha ido superando desgracias a lo largo de la serie, al tiempo que Sirin intentaba ponerle zancadillas a cada paso que daba su hermana
  • El final de Mujer en Antena 3 se ha alargado durante tres días, hasta este miércoles, para dar la bienvenida a Inocentes, la otra serie turca que ha desembarcado en la televisión española

    Mujer llega a su fin en Antena 3, donde ha sido un éxito constante de audiencia durante más de un año, desde que se estrenara en julio de 2020. Todas las entregas que se han emitido en televisión conforman los 81 capítulos que componen la serie, donde Bahar y Sirin siempre han sido protagonistas en una trama que les ha deparado destinos muy diferentes.

    Para Bahar no ha sido un camino fácil hasta alcanzar el éxito con su libro y en lo personal, tras sellar su amor con Arif. La ‘no muerte’ de Sarp, la enfermedad que a punto estuvo de acabar con su vida, el asesinato de su gran amiga Yeliz, el accidente que acabó con la vida de su madre y, está vez sí, el fallecimiento de Sarp. Esos han sido algunos de los desgraciados eventos que han sacudido la vida de Bahar desde que la conocemos, siempre de la mano de Doruk y Nisan, su fuente de energía en los peores momentos.

    Al tiempo que lidiaba con todas esas desgracias también lo hacía con su hermanastra Sirin. Aunque gracias a ella superó su enfermedad, ese gesto es una nimiedad en comparación a todo lo que le ha hecho sufrir. Sirin provocó que Sarp terminara cayendo del ferry, haciendo que después creyera que Bahar y los niños habían muerto. Además, Sirin se inventó un romance con el marido de su hermana y a punto estuvo de hacer que Doruk saltara por la ventana, lo que habría sido un accidente fatal.

    La felicidad de Bahar y el encierro de Sirin

    Después de sus innumerables desgracias, Bahar se ha ganado ser feliz y Sirin ha encontrado un castigo merecido a su inagotable fuente de maldad.

    En las últimas entregas emitidas en televisión, Sirin ha pasado a estar recluida en un psiquiátrico, después de que Enver la delatara a la policía, intentando así que su hija por fin se pueda curar de la enfermedad que padece y deje de estar obsesionada con que Bahar es la culpable de todas las desgracias de su vida.

    De hecho, hay un último momento en el que se cruzan donde se ve la distancia que las separa a ambas, a nivel emocional. Bahar ha pasado página, está decidida a relanzar su vida y a ser feliz con Arif, con quien se casará y formará una familia junto a Nisan y Doruk. Precisamente la boda de ambos, junto a la de Ceyda y Raif, será la guinda de Mujer, el cierre ideal que bien podría haber terminado con un mensaje de cuento: Fueron felices y comieron perdices.

    Fuente: Leer Artículo Completo