Zara lanza una colección con siete colores exclusivos creados por Pantone

El “Classic Blue” fue el color escogido por Pantone como el “Color del Año 2020”. Un año que, aunque no ha sido como esperábamos, ha conseguido abrir una reflexión en la industria de la moda sobre sostenibilidad, ética y calidad.

Las firmas encuentran en la ropa cómoda una forma de satisfacer las necesidades actuales y un reto para reinventar prendas como el chándal, la sudadera o las mallas. Un giro de tuerca a las prendas comfy para darles un toque especial, elegante y sofisticado. Por eso, Zara apuesta por estilismos donde el bienestar y la utilidad son las claves.

The custom color collection by Pantone es su nueva propuesta. La colección, compuesta por 7 tonalidades diferentes y creadas por Pantone en exclusiva para el gigante de Inditex, da color a prendas elaboradas con algodón cultivado ecológicamente.


Este material, forma parte de los nuevos tejidos de la firma en su camino hacia la sostenibilidad. “Unos métodos mucho más respetuosos con el agua y la biodiversidad local”, según explica Zara en su página web. Algodón cultivado utilizando fertilizantes y pesticidas naturales, y para el que no se utilizan semillas modificadas genéticamente.


El proyecto surge con la idea de customizar un outfit a partir de las distintas prendas y colores, de forma que se obtenga un look personal con las faldas, sudaderas, pantalones, mallas y tops de cuello halter que completan la propuesta.

El color Slate Ash, lo describen como un natural, mineral y suave negro lavado. “Como si fueran cenizas de un mineral primordial, este tono carbonizado tiene una elegancia relajada e informal y una sobriedad introspectiva”.

El Pachamama es un color creado para estar en contacto con la tierra. Un marrón tostado nutritivo que se mezcla con tonos cálidos o fríos. “Como la madre tierra, este color se comunica con todo el mundo proporcionando una belleza serena, práctica y tranquila”, explican.

También han diseñado una tonalidad llamada Smoked Tofu, un blanco levemente matizado “por un humo seco y aromatizado, que le da una luz más densa y filtra su expresión”.

Otra tonalidad es el color Lagoon, que va desde un gris piedra a un verde musgo, un tono más profundo “con saturación equilibrada que se basa en elementos naturales para ofrecer este tono neutro”. Más cercano a un tono botánico que al verde kaki militar, que se inspira en los “viejos árboles de los bosques más fríos”. Ideal para estilismos más casuales y que pueden adaptarse a otros más formales.

Blondy es otra de las tonalidades claras de este proyecto. Un pigmento que bebe de las especias y la cultura oriental para crear un color que reinventa el camel clásico.

Por su parte, Ebony es un color tierra que se inspira en “la madera oscura y profunda”, y que permite combinarlo con diferentes prendas básicas. El top de cuello alto es ideal para mezclarlo con joyería dorada y así conseguir un toque más elegante.

Y por último, la tonalidad Quiet Mist, que describen como “brumosa” y que recuerda al color de la niebla, en un tono azul cielo muy claro.

Una colaboración que pone el foco de atención en la belleza y simbología de los colores.




Fuente: Leer Artículo Completo