¿Por qué Moncler está donando material a los colegios en Italia?

Es el espejo en el que muchas otras marcas se miran. Independiente (hubo rumores de adquisición por parte de Kering, que el grupo descartó hace un año), capaz de comprar a la competencia (adquirió Stone Island por 1.150 millones de euros hace unos meses), de expandirse en plena pandemia (abrió flagship en Barcelona en diciembre) y con una de las mejores reputaciones del sector lujo. Moncler ha conseguido colocar su imagen en lo más alto. Y gran parte de ese éxito se debe a su impecable plan de responsabilidad social corporativa.

La sostenibilidad es uno de los pilares de esa estrategia. En 2020, por segundo año consecutivo, la marca italiana lideró el Índice de Sostenibilidad del Dow Jones (DJSI). Esta escala evalúa las cifras económicas, de compromiso con el medio ambiente y de responsabilidad social corporativa. Moncler se propuso que, para 2023, el 100% de la energía empleada por la empresa sea sostenible. Es uno de los objetivos de su programa Born to protect, que consta de cinco ejes estratégicos: acción contra el cambio climático, puesta en marcha de la economía circular, mejora de la diversidad, ayuda a las comunidades locales y abastecimiento justo. Dentro de este último eje destaca el acuerdo recién firmado con el Ayuntamiento de Milán para abastecer a 195 escuelas públicas (de primaria y secundaria) y escuelas especiales con 3.590 dispositivos electrónicos, como tablets u ordenadores portátiles.

La iniciativa se llevará a cabo a mediados de marzo, y todos los dispositivos contarán con tarjeta SIM con control parental. Además, Moncler ofrecerá apoyo informático hasta finales de año, sobre todo a los profesores, por parte de los alumnos del Politecnico di Milano. Los titulares de esta universidad impartirán un programa de formación de 100 horas a 80 profesores de las escuelas, para ayudarles a integrar la tecnología en sus clases.

“Darle a todos los niños el mismo acceso a la educación es un principio básico para cualquier país que mire hacia el futuro”, ha declarado el CEO de Moncler, Remo Ruffini. “Con este espíritu, Moncler apoya a la ciudad de Milán en el camino de la digitalización de sus escuelas primarias y secundarias, ofreciendo a los estudiantes las herramientas digitales necesarias tanto para estudiar en casa como para unos modelos presenciales más innovadores”.

Esta ayuda está valorada en 2,1 millones de euros.

Fuente: Leer Artículo Completo