Obsesión por el nido de abeja: tenemos los vestidos que triunfan por su poder para rejuvenecer (si tienes más de 50 no te los pierdas)

Repite diez veces: he superado la tentación de los vestidos rosas. ¿Funciona? Efectivamente: no funciona. El rosa es el color que nos tienta sí o sí en todas las colecciones del low cost, pero sobre todo en Zara. Se las han arreglado para proponer en una sola temporada la colección de vestidos rosa más imponente que recordamos. Como ya hemos visto muchos, nos apetece ya darles una vuelta de tuerca. Vamos a buscar un triple efecto rejuvenecedor: al favorecedor color rosa queremos sumarle un estampado a cuadros vichy, el ‘print’ más importante del verano, y el nido de abeja, la decoración que nos obsesiona ahora más que nunca. ¿Difícil? No para nosotras.

La nueva colección de Zara propone un precioso vestido rosa con un estampado vichy muy menudo y una estratégica decoración con nido de abeja en la cintura. Es un capricho de primer orden: tiene el vuelo evasé más bonito de toda la colección de primavera de la megatienda gallega. Se trata de un vestido midi con escote redondo, tirantes finos y falsos botones delanteros forrados (29, 95 euros). Más ‘girlie’ imposible.

Con un aire más rústico, la nueva colección de H&M propone un vestido rosa con un estampado de cuadros vichy bastante más grande y una decoración nido de abeja en el cuerpo. Se trata de un vestido tobillero en algodón vaporoso con cuerpo fruncido y tirantes finos ajustables que se anudan en la espalda (49,99 euros). Cierra con cremallera oculta en un lateral y la falda lleva un fruncido escalonado para dar vuelo.

Teníamos que incluir este vestido rosa de Zara que, aunque no lleva estampado vichy, sí recurre al nido de abeja de una manera espectacular. La verdad es que es el diseño que más acierta a la hora de recurrir al nido de abeja: lo hace de una manera súper original, sexy y favorecedora. Además, está confeccionado en lino, lleva escote en pico con volantes y manga corta abullonada (29,95 euros). Capricho total.

Fuente: Leer Artículo Completo