Los vestidos drapeados o la tendencia que más estiliza la figura

Cuando una tendencia se repite con frecuencia tanto en pasarela como en los estilismos de las consultoras de moda estamos ante un caso de éxito. El vestido drapeado se ha convertido en una de las corrientes estilísticas que más peso han cogido desde que terminó la cuarentena mundial. Volver a las rutinas con elegancia se impone ahora como una de las tareas preferidas por las amantes del sector y las siluetas drapeadas se han convertido en aliadas perfectas para lograrlo.

Los vestidos, especialmente, han sido los protagonistas esta temporada. En las últimas Semanas de la Moda lo hemos visto en los desfiles y en las presentaciones que nos mostraron sus colecciones de primavera/verano 2022. También ha sido habitual verlos en los front rows y en la llegada de las invitadas a este gran espectáculo de moda y, hasta incluso en los estilismos que celebrities como Victoria Beckham o Sarah Jessica Parker han lucido recientemente (ambas en su versión asimétrica).

Esta versión de prenda con pliegues lleva ya dos temporadas pisando fuerte en todas sus versiones. Desde los vestidos sin mangas hasta los de manga larga. En su versión mini, maxi larga o con aberturas laterales. Lisa o estampada en prints salvajes o dulces como las flores.

La adaptabilidad de su puesta en escena pasa por combinarse tanto con con zapatos de salón para crear un look ‘working girl’ o acudir a un evento o, incluso , pueden complementarse con botas para el día a día o con sneakers para las más atrevidas. Pero además, los vestidos drapeados se sitúan como la pieza estrella si lo que se busca es resaltar el cuerpo femenino y, al mismo tiempo, estilizar la figura.

Los frunces, que pueden ir tanto en la zona delantera del diseño como en la lateral, consiguen despistar la mirada hacia los mismos creando un efecto óptimo de comprensión del cuerpo, por lo que además de ser funcionales, son también muy favorecedores para todo tipo de cuerpos. Como además suelen estar elaborados con telas flexibles, la comodidad es otro de los plus que le caracteriza.

Con esta tendencia el minimalismo vuelve a desplegar así de nuevo su fuerza para recordarnos que «el menos es más». Una sola pieza drapeada puede lograr que un look sea un triunfo… A continuación mostramos algunas de las lecciones que hemos visto en pasarelas y en las calles y recogemos una lista de prendas con las que, si todavía lo no las hecho, puedes unirte a esta tendencia para comenzar a vestir bajo los parámetros de la elegancia, pero sin perder en ningún momento la sencillez y funcionalidad.

https://www.instagram.com/p/CVCt5nkrgq5

A post shared by BRADSHAW BABY! (@bradshaw_baby)

Durante el último rodaje de And Just Like That, Sarah Jessica Parker lució un bonito diseño drapeado asimétrico en color azul cielo y largo por debajo de la rodilla. La actriz lo combinó con una blazer color crema satinada y unas sandalias del mismo color.

Si bien el año pasado hicieron su entrada triunfal sobre el asfalto, esta temporada han invadido los estilismos de las que más saben de moda en el street-style, vaticinando que serán el ‘must’ del año. Lisos o estampados. Largos, midi, cortos y con detalles como lazos o volantes. Cualquier versión es apta.

Vivienne Westwood, Balenciaga, Chanel o Lanvin son tan solo algunas de las muchas firmas que sobre la pasarela de las últimas Semanas de la Moda presentaron en sus propuestas de primavera/verano 2021-22 looks en los que, los pliegues, vuelven a demostrar su gran (y continua) presencia.

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

Fuente: Leer Artículo Completo