Los tres abrigos de Zara con los que triunfar con la tendencia del invierno: el acolchado

Que las prendas acolchadas son un must este otoño/invierno, es una evidencia. Se lleva hasta en las faldas aunque sus mejores aliados son los abrigos. Hace unos días repasábamos los de H&M, que llegan hasta la talla 54 y parecen de lujo. Hoy le toca el turno a Zara y sus modelos más trendy, de aspecto deportivo pero 100% chic que puedes llevar con todo, desde vaqueros hasta trajes o vestidos.

El primero que nos ha llamado la atención ha sido este. Sigue la tendencia del street style, donde los hemos visto ya en tonos tierra, mostaza o beige. Con un tejido ligeramente brillante, pertenece a la colección de edición limitada de la firma, hay tallas en S, M y L, tiene el cuello ligeramente subido y doble cierre, con cremallera y botones automáticos. Además, tiene una capucha escondida, bolsillos delanteros a la vista y tanto las mangas como el cuerpo son ajustables, según te apetezca llevarlo más o menos ancho. Cuesta 69,95 euros.

También de edición limitada, en este caso está disponible en dos colores, el verde militar que ves en la foto y uno un poco más claro. Lleva capucha a la vista, es más guateado que el modelo anterior y se cierra con botones automáticos. Y tiene un plus, es muy ligero pero con truco: contiene relleno térmico de un material aislante que te protege del frío y retiene el calor corporal. Cuesta lo mismo, 69,95 euros.

Y nuestra última opción es también la más barata. Cuesta 49,95 euros, es en color gris clarito y es más de estilo trench. Con capucha y volumen tanto en el cuerpo como en las mangas, está hecho con un tejido water repellent. Y aunque no sea, como los anteriores, de edición limitada, sí pertenece a la colección join life de Zara: está hechocon poliéster reciclado. Hay tallas desde la XS hasta la XL pero algunas empiezan a agotarse.

Tres opciones de acolchado que pegan con todo, puedes mezclar con culquier otro abrigo encima y te harán ser, además de la más calentita, la más fashion del invierno.

Fuente: Leer Artículo Completo