Estefanía de Mónaco y los bañadores: precursora de tendencias

Este año parece que la inspiración en materia de moda de baño se encuentra en décadas pasadas. Primero fue Carolina de Mónaco quien había parecido vaticinar años atrás que el bañador dorado se convertiría en uno de los imprescindibles del verano y, ahora, echando un vistazo al estilo de su hermana pequeña, Estefanía de Mónaco, hemos dado con la inspiración necesaria para llevar los bañadores este verano. Desde que los trajes de baño de una sola pieza volvieron con fuerza y, prácticamente, destronaron al bikini, son muchas las opciones que han surgido demostrando que los bañadores pueden ser de todo, menos aburridos. Las opciones son de lo más amplias y resultan mucho más favorecedores que sus compañeros de dos piezas.

Estefanía de Mónaco llevó casi cualquier tipo de bañador que quepa imaginar. Además de durante su carrera como modelo, la afición por los deportes acuáticos de la hija pequeña de Grace Kelly hizo que fundara su propia marca de moda deportiva junto a Alix de la Comble, a quien había conocido realizando prácticas en Dior a comienzos de los años 80. Decidieron comenzar por bañadores ya que la propia Estefanía explicaba que no había logrado encontrar nunca bañadores que le gustaran y que su vida estaba íntimamente ligada al mar.

La firma, llamada Pool Position, se centró en bañadores de una pieza, de colores llamativos y con atrevidos escotes y Estefanía se convirtió en la mejor embajadora de la misma. Ahora, tanto los diseños que creó para su firma como otros que vistió a lo largo de los años tienen más relevancia que nunca y es que, mucho antes de lo que imaginamos Estefanía de Mónaco había inventado las tendencias que copan a día de hoy piscinas, playas y feeds de Instagram:

Los bañadores con escotes profundos en forma de V son unos de los más favorecedores de todos. Estefanía optaba por uno con rayas verticales, que ayudan a estilizar más la figura, y lo completaba con un collar. Una perfecta idea para equilibrar los escotes más complicados y que aporta un toque más elegante a los estilismos a pie de playa.

Bañador con rayas verticales, de Guess (45 euros).

Comprar

https://www.instagram.com/p/CNqCVdeHdGu

Una publicación compartida de 👑👸🏻🧚‍♀️💄💎👛💍💖 (@13.paola.13)

Seguro que te has cruzado con versiones muy similares a estas por Instagram, y es que este se ha convertido en uno de los bañadores más tendencia del año. Sorprendentemente, y por muy actual que parezca, ya lo llevó antes la princesa Estefanía.

Bañador con lazadas, de Bershka (19,99 euros).

Comprar

Los bañadores marineros son una constante de cada verano. Estefanía, consciente de ello, apostaba así por un modelo en rojo y blanco, de estética deportiva, que bien sirve para completar con unos shorts, deportivas blancas y calcetines a juego para los looks fuera de playas y piscinas.

Bañador de rayas, de Esprit (69,99 euros).

Comprar

Los bañadores con mensajes, al igual que las camisetas, son todo un básico que nunca pasa de moda y que logra un look playero mucho más desenfadado.

Traje de baño con logo, de Tommy Hilfiger (71 euros).

Comprar

https://www.instagram.com/p/CPdVnYpnyse

Una publicación compartida de 👑👸🏻🧚‍♀️💄💎👛💍💖 (@13.paola.13)

El bañador rojo es, tras convertirse en el más representativo de Pamela Anderson, la pieza de baño más sexy de todas. Cada verano, con mayor o menor fuerza, regresan y resultan de lo más favorecedores en sus opciones de pernera alta.

Bañador Phoenix, de Onne (70 euros).

Comprar

https://www.instagram.com/p/CPoQOqYnAlt

Una publicación compartida de 👑👸🏻🧚‍♀️💄💎👛💍💖 (@13.paola.13)

Los trajes de baño con escote palabra de honor son probablemente los más elegantes de todos que, además, evitarán las marcas de los tirantes. Elígelos en formato bicolor.

Bañador con tirantes desmontables, de Pour Moi (45, 45 euros).

Comprar

https://www.instagram.com/p/CNh-ez9HKMW

Una publicación compartida de 👑👸🏻🧚‍♀️💄💎👛💍💖 (@13.paola.13)

Los trajes metalizados, efecto látex o de lúrex son una de las opciones más llamativas del verano. Elige uno en azul klein como hacía Estefanía.

Bañador metalizado, de Diesel (140 euros).

Comprar

Fuente: Leer Artículo Completo