El vestido pichi, la prenda clave del otoño que salvará las indecisiones estilísticas

Las pasarelas hablaron y el street style se hizo con la última novedad que formará parte de las tendencias más punteras para los meses de frío. El vestido pichi, esa prenda considerada como un básico en el estilismo de una ‘niña bien’, vuelve a ser el gran protagonista esta temporada otoñal, un diseño que nos salvará de más de un apuro estilístico.

Sus claras connotaciones infantiles estaban presentes en el vestuario de Dorothy en el El Mago de Oz (1945). Ahora, 75 años después de su primera aparición en la gran pantalla, el vestido pichi se ha postulado como la próxima prenda estrella. Las últimas colecciones de firmas como Chanel, Dior y Miu Miu para la época de otoño/invierno 2020/2021 han contado con ella en sus pasarelas pero con una estética totalmente renovada y ligada al público millennial.

Lejos de la combinación clásica, éstos han presentado nuevas formas de crear un conjunto cómodo y sofisticado con esta pieza, bien sea con camisa de corte masculino como con ‘crop top’ de lana y hombros descubiertos o blusa lencera.

Se pueden diseñar combinaciones atrevidas y nada aburridas recuperando esta prenda abandonada entre cajas o bien haciéndose con un nuevo modelo como los que proponen estas marcas.

¿Donde encontrar la inspiración perfecta? O en las pasarelas o en las calles durante la semana de la moda de París que se convierte en el escenario viviente de toda amante de la moda.

Que la batuta de la dirección creativa de estas legendarias firmas la lleve tres grandes mujeres, Virginie Viard en Chanel, Maria Grazia Chiuri en Christian Dior y Miuccia Prada en Miu Miu, quizás sea o una coincidencia o más bien una cierta referencia a su niñez. Porque, ¿quién no ha tenido alguna vez de pequeña un pichi colgado en el armario?

Grandes referentes de la industria como Olivia Palermo y Alexa Chung han concedido una segunda vida al pinafore dress –conocido así en inglés–. Alexa incluso apostó por ella con un diseño de Marc Jacobs y camisa blanca para el MET Ball de 2012. Un conjunto arriesgado pero triunfador.

Una pieza indispensable en el armario del pasado ahora será la más moderna, chic y sofisticada en clave ‘lady’ de la temporada, palabra de las grandes firmas de moda y sus queridas diseñadoras creativas.


Fuente: Leer Artículo Completo