El plumífero más elegante y combinable es de este color – Abrigo

Que los plumíferos estén presentes cada invierno, en la moda del día a día, no es ninguna sorpresa. Que se hayan incorporado a las colecciones de algunas de las firmas de moda más destacadas del panorama (mención especial a los plumíferos estilo americana de Prada o Miu Miu), sí que lo es. Que por último, hayan protagonizado los estilismos de algunas de las prescriptoras de estilo más conocidas internacionalmente, ha sido, cuanto menos, una sorpresa para todos.

El plumífero se ha despojado así de esa imagen de prenda demasiado casual que acostumbraba a ser su sombra. Se ha alzado como prenda apta en cualquier estilismo, incluso en aquellos coronados por las prendas más formales y los tacones más altos.

Sin embargo, no todo vale. Para que los abrigos de plumas encajen en los estilismos sin aplicar un marcado aire sporty deben cumplir algunos requisitos. El primero, y fundamental, es estar libres de estampados o contar con alguno muy discreto. El segundo, ser de un color neutro, desde el arena, hasta el beige, pasando por gris perla o crudo. Esta lección de estilo la hemos aprendido después de ver el plumífero que Jacquemus proponía en su colección L’Anne 97 o los más repetidos por las prescriptoras de estilo en el street style internacional. Si bien es cierto que los plumíferos de color verde militar, negro o azul marino son las opciones más clásicas, los de las tonalidades más claras tienen la capacidad de iluminar el rostro y, por tanto, favorecer más.

Como hemos mencionado, las formas de combinar estos plumíferos son tan amplias como si se tratasen de un abrigo camel. Desde faldas de fiesta con flecos, hasta pantalones de animal print o unos jeans de su mismo tono para crear un estilismo monocolor.






¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!




Fuente: Leer Artículo Completo