Carlota Casiraghi lleva los botines calcetín que más alargan las piernas

Carlota Casiraghi, su madre, sus cuñados y su abuela en otra época siempre han formado parte de las listas de las mujeres más elegantes del planeta. Huidizas de los medios de comunicación, y de las tendencias más arriesgadas de cada temporada, su estilo clásico nunca de pasa ni pasará de moda, pues aun saltándose lo que no les convence, lo que sí les gusta lo abrazan con maestría. 

Es el caso del total look negro que lució ayer la artisócrata y filósofa en el programa de televisión italiano Le Parole della Settimana en el que le entrevistaron. Pasando por alto el furor que han causado las botas camperas o cowboy, agotadísimas en todas las tiendas, sean de la marca que sean, Carlota se ha decantado por unas más discretas pero que hacen unas piernas de diosa porque alargan la silueta, las calcetín. 

Carlota Casiraghi, nos encanta tu total look negro.© Getty Images

La botas calcetín se llevaron hace más de 15 años. Quizás cuando estabas en bachillerato. Quizás en tus primeros años de universidad. Ceñidas al pie y casi siempre con un tacón sensato entre 3 y 6 centímetros de altura, eran patrimonio de las niñas bien, pues no existía entonces calzado más fino y elegante que este.

Unos cuantos añitos después vuelven, y parece que las mismas que los llevaron entonces son las que los han recuperado, empezando por Carlota Casiraghi, que los eligió para acudir a un programa de la tele italiana en Milán y los combinó de una de las maneras más guays que existen: con pitillos.

Carlota Casiragui, anoche en un programa de televisión.© Getty Images

¿Y cuál es la otra? Con vestidos cortitos y medias tupidas, a poder ser negras, pues así, al no existir ningún tipo de corte y ser la caña de la bota elástica, ésta se adapta a la pierna alargándola, haciendo que parezca mucho más fina y esbelta de lo que seguro que ya es.

Las de Carlota Casiraghi no sabemos de dónde son, pero hemos encontrado en Zara unas muy parecidas que ya se están agotando. Corre, que quedan pocas y sientan de maravilla.

© Cortesía Zara

Fuente: Leer Artículo Completo