10 ideas de looks para vestir bien cuando hace mucho frío

En una temporada de semanas de la moda protagonizada, de nuevo, por el coronavirus y la digitalización, nos hemos despedido también del street style que acostumbraba a copar las ciudades en estas destacadas fechas. El estilo a golpe de asfalto de París, Milán, Londres o Nueva York se ha evaporado y, con él, la aplicación más práctica de las tendencias de cada temporada. Sin embargo, y aunque Instagram siga sirviendo como herramienta de inspiración para vestir en el día a día, Estocolmo, que ahora celebra su semana de la moda, sí que está contando con un reducido número de asistentes que se han dejado ver ante los flashes de los fotógrafos a las afueras de los desfiles.

Aunque discreto (en número, porque no precisamente en estilo), el street style de la capital sueca es algo a lo que aferrarse como a un clavo ardiendo ahora mismo. El peculiar estilo de las nórdicas, el uso del color o la pasión por las firmas sostenibles que también copan su calendario son ahora la mejor inspiración para vestir mientras dure el frío.

La mejor técnica para no pasar frío es añadir varias capas de ropa. Por supuesto, sabiendo cómo. Añade un jersey de cuello alto por debajo de blusas, chaquetas o incluso vestidos, tal y como hace esta fashionista y por último lleva un abrigo no muy grueso de tipo sastre.

Es una de las máximas de estilo más repetidas por las editoras y es que, cualquier estilismo en tonos tierra, grises, negro o blanco, se ve automáticamente elevado optando por un bolso en algún tono llamativo.

Vestir de pies a cabeza de negro es siempre una apuesta segura. Si quieres restar algo de seriedad, añade unas botas cowboy y apuesta por unas sombras de ojos a todo color.

Las nórdicas manejan el uso del color como nadie. Por ello es habitual verlas alejarse de los abrigos más clásicos y apostar por versiones coloridas, como este azul con detalles de borreguito.

Un look totalmente negro puede actualizarse añadiendo un abrigo de leopardo. En este caso, elige complementos sencillos en tonos neutros como unas gafas de sol, guantes de cuero y un bolso en color negro.

Si lo tuyo es el maximalismo, apuesta por el layering pero además opta por detalles que aporten un toque de diferencia como las camisas de cuello bobo o una gorra en clave invernal.

Con tanta capa, prendas gruesas o grandes abrigos, es posible que se pierda la opción de estilizar la cintura. Sin embargo, las nórdicas le ponen solución añadiendo una riñonera o cinturón por encima de los abrigos.

Si bien añadir un bolso de colores llamativos es siempre acertado, hacerlo con un jersey o cárdigan a juego refuerza aún más este equilibro tonal.

Los bolsos con detalles de borreguito se han convertido en uno de los accesorios más aclamados del invierno. Llévalos con un abrigo que tenga detalles en el mismo tono y completa el estilismo con prendas básicas como pantalones negros o jerséis de cuello cisne.

Los conjuntos de chándal se han erigido como una de las tendencias cómodas de la temporada. Sácalos a la calle con abrigo sastre largo y botas militares llevadas por encima.

Fuente: Leer Artículo Completo