Si quieres ponerte en forma en un tiempo récord, no te pierdas estas tres opciones

Un día las piernas te fallan al correr tras el autobús o pierdes el aliento al subir una cuesta y te das cuenta que abandonar el gimnasio no fue tan buena idea. Empezar a hacer ejercicio desde cero puede ser duro, pero resulta necesario. La buena noticia es que no tienes de qué preocuparte: el que tuvo, retuvo, y si sigues uno de estos tres tipos de entrenamientos notarás resultados rápidamente: volverás a estar en forma en un tiempo récord, lo prometemos.

Bodyweight: entrenar con el peso de tu propio cuerpo

Si escoges esta opción ganarás en fuerza y resistencia además de en otras virtudes, como la coordinación y el equilibrio. Los ejercicios con los que te tienes que emplear a fondo ya los conoces: sentadillas, planchas, saltos, burpees, flexiones de brazos… todos los ejercicios que impliquen que tengas que “pelear” contra la gravedad, sirven. Lo más importante es que diseñes una buena rutina de ejercicios y aprendas la forma correcta de ejecutarlos para evitar lesiones.

Eso sí, para que sean efectivas las sesiones de ejercicio tienen que ser intensas (tienes que llegar a tu límite de repeticiones e ir superándolo de forma gradual)… y numerosas. Si tu estado de forma ha decaído bastante necesitas dedicar, al menos, tres sesiones a la semana a este tipo de entrenamiento. La buena noticia es que si no decae tu entusiasmo, en un mes conseguirás ver los avances hacia el cuerpo que tenías anteriormente.

Boxeo para recuperar la forma rápidamente

Cada vez más mujeres se enfundan los guantes y es por una buena razón: el boxeo es divertido y eficaz. Practicando los golpes básicos del boxeo no solo haces cardio, sino que los músculos de todo tu cuerpo se entrenan al mismo tiempo ganando en fuerza y elasticidad. Si nunca has boxeado es hora de que lo pruebes: te garantizamos que si te aficionas a practicarlo dos veces a la semana en seis semanas notarás los buenos resultados.

Y lo mejor de todo es que está comprobado que boxear no solo le sirve a tu cuerpo, sino que también es una buena cura antiestrés… y puedes hacerlo en tu propia casa.

Marcha nórdica: caminar con bastones para adelgazar

No solo es agradable poder pasear por espacios abiertos, sino que si lo haces siguiendo los preceptos de la marcha nórdica mejorarás tu aptitud cardiovascular, el tono muscular de todo tu cuerpo y tu coordinación.

La marcha nórdica es el ejercicio perfecto para alcanzar las pautas mínimas de ejercicio recomendadas por la OMS de 150 minutos de ejercicio a buen ritmo a la semana. Si te vas a estrenar con esta forma de caminar con bastones, pide ayuda a un instructor para aprender correctamente la técnica y comienza con un par de sesiones a la semana de media hora antes de subir el número de sesiones (o complicar los trayectos con desniveles).

Sin darte cuenta conseguirás resultados, porque aunque no lo parezca el esfuerzo que el cuerpo realiza al hacer marcha nórdica es mayor que el que percibimos. Y lo mejor, bajarás de peso sí o sí: se calcula que por cada 10.000 pasos diarios que des quemarás 500 calorías y eso supone medio kilo menos a la semana (siempre que luego no llegues a casa y atraques la nevera, por supuesto).

Fuente: Leer Artículo Completo