“Respira positividad”: la mascarilla de Jill Biden que resume el mensaje de la noche

Aunque solo compartía el escenario con su marido, Jill Biden ha decidido dejarse la mascarilla puesta y enviar así un doble mensaje: que no hay que olvidarse del coronavirus, y que a esas horas del recuento, con los resultados muy igualados entre ambos candidatos, todavía había que mantener el optimismo. Lo último lo decía explícitamente su mascarilla: “Breathe positivity” (respira positividad), se podía leer en letras de colores sobre fondo negro.

Mientras Joe Biden expresaba “Vamos a ganar esto. Mantengo la fe” desde Wilmington, Delaware, donde ha pronunciado unas palabras sobre las 6:30AM, hora de Madrid, su esposa lo acompañaba vestida con un amplio abrigo rosa y guantes negros. "Nos sentimos bien en donde estamos. Creemos que estamos en camino de ganar esta elección”, continuaba Biden. La contendiente a primera dama ha aplaudido efusivamente.

La mascarilla que lleva la esposa del candidato demócrata se trata de un diseño de la marca House of Tens, recientemente rebautizada como Breathe Good Energy. El accesorio está a la venta en otro proveedor por 30 dólares. Según indica la tienda online Twigs, está confeccionada a mano por trabajadores del Garment District de Los Ángeles y lleva un 95% de algodón pima y un 5% seda. Detrás de la marca está Courtney Yeager, una emprendedora especializada en el negocio del finess con varias marcas de bienestar, entre ellas The Tox, dedicado al masaje linfático.

La imagen de Jill Biden con mascarilla contrasta con la que veíamos de Melania Trump hace unas horas en Palm Beach. La actual primera dama ha acudido a votar enfundada en un vestido de Gucci, tacones de Louboutin y bolso de Hermès pero sin mascarilla, provocando cierto recelo en las redes sociales. La mujer de Donald Trump dio positivo por coronavirus a principios de octubre y reapareció por primera vez en el segundo debate presidencial del 22 de octubre.

Las dos apariciones de la jornada electoral ilustran la actitud de las dos mujeres frente al uso de la mascarilla. Mientras que Melania ha desdeñado su uso en los últimos meses –aunque de forma menos insistente que su marido–, Jill Biden, maestra de profesión, se ha protegido en todos los actos y apariciones de la campaña electoral incluso cuando no habría sido necesario, enfatizando así la importancia de llevarla.

Fuente: Leer Artículo Completo