Por qué vivir en una furgoneta puede convertirse en un propósito para 2021: la increíble vida sobre ruedas de Marta Zaforteza

Los humanos fuimos nómadas antes de asentarnos y muchos pueblos en todo el planeta siguen moviéndose a lo ancho de múltiples territorios como forma de vida. Sin embargo, lo que caracteriza a los nómadas contemporáneos no tiene que ver con la superviviencia, sino más bien con una sensibilidad distinta y unas expectativas vitales que desbordan el marco de lo que la sociedad considera ‘normal’. De hecho, incluso podríamos considerarlos unos privilegiados, ya que sus empleospermiten el teletrabajo y disfrutar de una existencia convertida en permanente viaje. Solo hay que echarle un vistazo a Julieta, la furgoneta camperizada de Marta Zaforteza, para advertir que tiene toda la suerte del mundo. Marta trabaja seis meses en Londres y otros seis en ruta. En una casa sobre ruedas que es una preciosidad. Atención a la decoración.

Gracias a su cuenta de Instagram podemos echarle un vistazo al interior de la furgoneta de Marta Zaforteza y ver cómo es su día a día durante los meses de buen tiempo, que es cuando inicia su vida itinerante. No es un caso aislado: cada vez más personas optan por este tipo de vida sobre ruedas en vehículos customizados como este o en autocaravanas. Se trata de un fenómeno con un envés triste: el boom de este tipo de vehículos también tiene que ver con la imposibilidad de acceder a una vivienda por falta de medios económicos. No es el caso de Marta, que ha invertido alrededor de 20.000 euros en convertir una furgoneta en su casa.

https://www.instagram.com/p/CHSXPY0jVCY/

Una publicación compartida de Marta Zaforteza (@martazaforteza)

El objetivo de las personas que optan por esta vida móvil para todo el año o por temporadas suele ser simplificar su día a día y estar cerca de la naturaleza. Pero, además, también existe la opción de probar la experiencia en un viaje largo y comprobar los pros y los contras. El caso de Marta Zaforteza es excepcional, pues no son demasiadas las chicas solas que se lanzan a la aventura y sí muchas parejas. Lo cierto es que la vida nómada exije cierto desapego y disfrutar de los encuentros puntuales, ya que normalmente el viaje no para más de uno o dos días. Tanto si vas sola como en pareja, llevarte muy bien contigo misma y con quien te acompañe será lo más importante.

https://www.instagram.com/p/CFzVijFjd9G/

Una publicación compartida de Marta Zaforteza (@martazaforteza)

Marta Zaforteza ha contado en sus redes sociales cómo se enamoró del mundo de las furgonetas camperizadas y decidió customizar (en el Reino Unido) la Citroen Relay que ha terminado bautizando Julieta. “Vengo de una pequeña isla del Mediterráneo llamada Mallorca, aunque me fui cuando tenía 18 años para ir a explorar el mundo. He vivido en Francia, Reino Unido y Ciudad del Cabo. Incluso cuando vivía en Mallorca nos movíamos mucho y terminé yendo a cinco escuelas diferentes. ¡Así que caí en la vida de las furgonetas con bastante facilidad!”, ha confesado.

https://www.instagram.com/p/CEjOtAijfFY/

Una publicación compartida de Marta Zaforteza (@martazaforteza)

Lo que más nos ha gustado de la experiencia de Marta ha sido el mimo con el que ha diseñado y decorado su furgoneta, a años luz de muchos vehículos más bien destartalados que habíamos visto hasta la fecha. Julieta es un sueño millennial hecho realidad: muebles de madera color natural, predominio del blanco entonado con beis, accesorios en materiales naturales y un precioso espejo enmarcado en dorado. Es un espacio aprovechado hasta el último milímetro y decorado para un disfrute máximo.

https://www.instagram.com/p/CFw4OKhjCTu/

Una publicación compartida de Marta Zaforteza (@martazaforteza)

Uno de los espacios que suele crear más expectación en estas casas mínimas es el cuarto de baño. No sabemos muy bien cómo solventa Marta Zaforteza esta cuestión, aunque muchas furgonetas camperizadas como la suya llevan un ‘potti’ químico de dimensiones mínimas. Lo que sí nos ha enseñado es la ducha, convenientemente conectada a un termo de agua caliente y colocada en la puerta posterior de la furgoneta.La verdad es que la solución es ideal.

https://www.instagram.com/p/CFUc2KKj9k5/

Una publicación compartida de Marta Zaforteza (@martazaforteza)

Pero, claro, no todo es de color de rosa en las aventuras sobre ruedas de las aventureras nómadas. A veces sobrevienen las averías, y es cuando te tienes que poner las pilas con la mecánica o los paneles solares que alimentan de electricidad el viaje. Por eso conviene aprender al menos lo básico sobre el motor y la producción de energía en el vehículo, Puede que no te sirva para solventar por completo un problema, pero sin duda te permitirá no empeorarlo mientras encuentras ayuda.

Fuente: Leer Artículo Completo