Maryanne, la hermana a la que Trump ayudó y que ahora se vuelve contra él

Mientras los hijos de Donald Trump se involucraron en su campaña y siguen apoyando activamente el mandato de su padre, otros familiares del presidente de Estados Unidos comparten las críticas de sus más feroces adversarios. Es el caso de su hermana mayor, Maryanne Trump Barry, quien en unas explosivas grabaciones difundidas este fin de semana por el Washington Post asegura que Donald Trump “no tiene principios” y que “no se puede confiar en él”.

"Todo lo que quiere hacer es apelar a su base. No tiene principios. Ninguno. Ninguno. Dios mío, si fueras una persona religiosa, querrías ayudar a la gente, no hacer esto", dice Maryanne en relación a la polémica separación de los niños migrantes de sus padres que ordenó su hermano en 2018.

Según The Washington Post, las grabaciones fueron realizadas de manera encubierta por Mary Trump, sobrina de Maryanne y autora de una reciente y polémica biografía sobre su tío , Cómo mi familia creo al hombre más peligroso del mundo, en el que le critica abiertamente.

Maryanne Trump Barry también confirma en las grabaciones que, tal y como asegura su sobrina en su libro, Donald Trump cometió fraude académico al pagar a un amigo suyo para que hiciera su nombre la prueba de acceso a la universidad. “Es la falsedad de todo. Es la falsedad y la crueldad. Donald es cruel”, le dice en otro momento a su sobrina la hermana mayor de Trump.

La difusión de las grabaciones han coincidido con el funeral de otro de los hermanos de Trump, Robert, y ha evidenciado un distanciamiento entre el presidente y su hermana mayo hasta ahora desconocida. Retirada como jueza federal desde 2019, Maryanne no ha dudado en reconocer que fue su poderoso hermano quien impulsó su carrera, después de que, criados ya su único hijo, se graduara en Derecho y comenzara a trabajar como fiscal para el Distrito de Nueva Jersey.

En 1983, el presidente Ronald Reagan la nominó a jueza federal del tribunal de ese mismo distrito (Bill Clinton la promocionaría más tarde a la Corte de Apelaciones), algo que según sostenía en 2015 el diario The New York Times tuvo mucho que ver la presión que Donald Trump le pidió a su abogado que ejerciera en la Casa Blanca. “No hay duda, Donald me ayudó a entrar en la judicatura. Era buena, pero no tan buena”, reconocía por su aprte la propia Maryanne a la autora de un libro sobre su familia, The Trumps: Three Generations That Built an Empire.

En las grabaciones de Mary Trump, Maryanne se queja sin embargo de que su hermano pequeño nunca se cansó de recordarle lo mucho que le debía por haberla ayudado, lo que parece ser la raíz de su enfrentamiento. “¿Dónde estarías si no hubiera sido por mí?”, recuerda la exjueza que le dijo una vez el presidente. “Fue el único favor que le pedí en toda mi vida”, protesta Maryanne Trump Barry, quien le asegura a su sobrina que sus posteriores ascensos los logró por ella misma.

En otro momento de los audios, Mary Trump pregunta a su tía qué es lo que ha hecho por sí mismo Donald Trump. "No lo sé", contesta la exjueza. "Nada", dice la sobrina del presidente. "Bueno, ha tenido cinco bancarrotas", sigue Maryanne. "Bien dicho. Eso lo consiguió el solito", dice Mary.

La publicación de las grabaciones de Mary Trump a su tía han coincidido también con las peticiones de la fiscalía de Nueva York para investigar las declaraciones de impuestos del presidente,  ante la sospecha de su posible comisión de delitos de fraude bancario y en las pólizas de seguros. Precisamente, algo parecido fue lo que apartó de la judicatura a Maryanne Trump, quien en 2019 se retiró como juez federal de apelaciones para zanjar una investigación sobre si violó las reglas de buena conducta al participar con sus hermanos en unos planes de impuestos fraudulentos con los que habrían aumentado la riqueza heredada de su familia.

Fuente: Leer Artículo Completo