La forma en la que duermes dice mucho más sobre tu personalidad de lo que crees

Dormir es un gesto tan natural que ni siquiera nos paramos a pensar en cómo lo hacemos. Pero quizá sea interesante hacerlo, ya que las diferentes posturas pueden revelar detalles curiosos de nuestra personalidad. Piénsalo: seguro que a la hora de meterte en la cama siempre adoptas una posición específica, ya sea a la hora de la siesta o por la noche. Y es que siempre nos resulta mucho más cómoda una que otra a la hora de conciliar el sueño. Bien, pues este gesto se conoce como el lenguaje corporal del sueño. Y puede revelar factores de nuestra personalidad.

Así lo confirmaron hace unos años en un estudio dirigido por el investigador Chris Idzikowsky, coordinador en el instituto del sueño del Reino Unido. Los expertos asociaron en un experimento las posturas que los participantes adoptaban a la hora de dormir y establecieron un patrón de personalidad. Algo que han corroborado otros investigadores, como el doctor Robert Glatter: “La forma en que dormimos revela facetas importantes sobre nuestra personalidad, aunque no es una ciencia exacta”, explicó este reputado experto en una entrevista con Pop Sugar Fitness. “Pero a menudo revela muchos rasgos nuestra propia imagen, nuestros miedos, así como nuestras creencias básicas y o el deseo externo”. Además, destacó algo bastante curioso: la mayoría de las personas nunca cambian la postura en la que duermen a lo largo de su vida, ya que les lleva a una zona de confort.

¿Pero qué significan estas posturas exactamente? Aprovechando que cada 13 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, hemos querido recoger los resultados del primer estudio que mencionábamos, apoyados por el doctor Glatter, para descubrir qué dice de ti la forma en la que duermes.

Posición fetal

¿Sabías que es la más común? Al menos entre los 1.000 participantes del estudio, pues el 40% dormían así. Esta postura se ha asociado con una personalidad algo tímida y sensible. “A menudo suelen estar ansiosas y se preocupan hasta por los mínimos detalles”, explicó Glatter a la publicación, añadiendo que ejercicios como el yoga o la meditación podrían ayudarles a desestresarse y dormir mejor.

Posición de tronco

Es decir: de lado, pero con los brazos estirados a los costados del cuerpo. Una postura que se asociado a personas que tienen mayor facilidad a la hora de conciliar el sueño. De acuerdo con el estudio, la personalidad a la que se asocia es de rasgos alegres, confiados y sociables.

Posición del orador

“Son aquellas que duermen de lado, con los brazos estirados delante de ellos, como si estuvieron rezando o sujetando algo”, explica el doctor. El estudio desveló que las personas que duermen así suelen ser abiertas y sociables, aunque indecisas en muchos aspectos de la vida. Glatter completa la afirmación añadiendo que “también tienen confianza en sus elecciones una vez que todo está resuelto. Les suele llevar tiempo tomar una decisión, pero son firmes una vez que lo han hecho”.

Posición de soldado

Aquellas personas que duermen boca arriba y con los brazos estirados, pegados a sus costados, suelen ser reservadas. “También muy exigentes consigo mismas y con los demás”, agrega el experto.

Boca abajo

Glatter explica que no es la posición más cómoda para dormir, ya que el cuello se resiente al girarlo hacia un lado. Tampoco es la más común, pero se ha asociado a ciertos rasgos: “Personas a las que le gusta tener el control, pero que sienten que su vida a menudo se descontrola, por eso suelen despertarse con ansiedad”, dijo.

Estrella de mar

La última postura del estudio hace referencia a quienes se acuestan boca arriba, con los brazos sobre la almohada y las palmas de las manos mirando hacia el techo. “En general, suelen ser generosos y desinteresados”. Aunque también destaca algo: “La postura de estrella de mar y la del soldado suelen ser las más propensas a los ronquidos”. Y tampoco se asocian a una buena calidad del sueño, ya que provocan tensión muscular.

Y tú, ¿cómo duermes?

Fuente: Leer Artículo Completo