Estas serán las tendencias fitness del 2020

Diciembre es el mes en el que las bolas de cristal de los prescriptores de tendencias echan humo: se vislumbra el nuevo año y queremos saber qué sorpresas nos deparará. No es casualidad que la American College of Sports Medicine publique por estas fechas su informe de predicciones para el sector deportivo. En su lista de este año figura una tendencia interesante: la democratización de la figura del coach como alternativa al entrenador: alguien que acompaña y motiva durante el proceso y que opera no solo en lo físico, sino también en lo emocional. Otra tendencia que nos interesa es la explosión de posibilidades de entrenamiento para los mayores de 60, algo que tenía que llegar por pura lógica demográfica. Pero si tu objetivo es ponerte en forma, te esperan muchas más sorpresas. Descúbrelas.

Algunos gimnasios de EE. UU. disponen de sleep pods, espacios para que sus clientes puedan echar la siesta después del almuerzo.

Enfoque holístico

El mercado estadounidense del fitness es el que más dinero mueve al año (unos 30.000 millones de dólares) y está a la vanguardia. Desde allí, los expertos de la plataforma Classpass, recién aterrizada con 360 estudios en Madrid y Barcelona, anuncian una atención a lo que denominan “el entrenamiento del alma”: cada vez se ofertarán más programas de meditación, respiración o sesiones en tanques de flotación para complementar las clases de HIIT o spinning.

Otro punto focal inesperado es… el sueño. Algunos gimnasios en EE. UU. ya disponen de espacios para que sus clientes puedan dormir tras el entrenamiento o incluso sleep pods para echar una siesta a la hora del almuerzo. En The Fore (Londres), también puedes trabajar desde su coworking. La capital británica es otro polo de innovación holística: importa la salud física, la psíquica y hasta la espiritual. El nuevo eslogan del club líder en Reino Unido, Equinox, dice: “No es fitness, es vida”.

La influencia millennial

El 80% de los socios de los clubs son millennials y centennials, según la encuesta Mills Global Consumer Fitness Survey, y son ellos los que demandarán más diversión con clases colectivas y entrenamientos híbridos que les sorprendan (como el yoga HIIT).

En España, el Arsenal Femenino Madrid propone ya un entrenamiento de pilates en suspensión con TRX, que trata de satisfacer a sus clientes más motivados. “Está pensado para los que se aburren con el pilates y buscan entrenar más duro, porque los movimientos se realizan con más inestabilidad, se trabajan la fuerza y los abdominales y tiene, en general, más dificultad”, nos cuenta Romina Martínez, entrenadora de esta actividad. El próximo paso para las personas que dominen ambas técnicas es hacer secuencias coreografiadas con música. Un entrenamiento muy completo para la gente que quiere aprovechar al máximo sus 40 minutos de gimnasio.

Polarización de tendencias

Junto a la tecnología que lo mide todo, triunfan actividades muy primitivas como la halterofilia, las barras… Las mujeres se apuntan a los ejercicios de fuerza.

Otra tendencia 2020 que avanza en sofisticación es la recogida y análisis de datos desde todo tipo de dispositivos. “Acabamos de ver unas gafas de natación con un chip que, además de registrar los datos de la actividad, lanza una alerta al socorrista si el nadador se hunde”, explica Gustavo González, director técnico-deportivo del Reebok Sports Club. Este entrenador sénior advierte, además, sobre una polarización en los gustos de entrenamiento: “Junto a la tecnología que lo mide todo, triunfan actividades muy primitivas como el crossfit, la halterofilia de toda la vida, las barras, las mancuernas… Además, las mujeres se incorporan definitivamente al ejercicio de fuerza“.

Desde Home Wellness Madrid, Ángel Merchán no vislumbra una única actividad que vaya a ser el boom de 2020, pero sí una vuelta de tuerca a las más populares. “Lo que estamos viendo que funciona muy bien fuera son las experiencias inmersivas, gracias a proyecciones y ambientación en el espacio, algo que ya se demanda incluso en el ejercicio en casa. Las plataformas Peloton o, en España, Bkool ofrecen simuladores muy realistas y hasta la posibilidad de competir con otros usuarios”, afirma.

Fuente: Leer Artículo Completo