El viaje de Marta Carriedo por Londres

Una de las cosas que más nos gustan de que las influencersviajen a las capitales de la moda es que a través de sus redes sociales nos ayudan a crear una guía virtual para saber cuáles son los restaurantes y hoteles más apetecibles. Por eso, cuando Marta Carriedo hizo las maletas para recorrer Londres, lo tuvimos bien claro y sacamos nuestras libretas para saber cuáles son sus lugares preferidos de la capital británica. Haz la maleta y visita los enclaves fetiche de la influencer.

¡Empiza el viaje!

El outfit de Marta para coger el avión es digno de instagramer. Con una maleta de Rimowa, la firma de viaje del momento tras haber colaborado con Moncler, se paseaba por el aeropuerto sin perder un ápice de estilo. El modelo elegido es transparente y gracias a él pudimos saber que Balenciaga y Louis Vuitton viajarían con ella. Deportivas blancas de Prada, jersey de Zara y pantalones de Saint Laurent fueron sus compañeros para subir al avión.

Su meca de las compras

Como no podía ser de otra forma, Marta visitó Selfridge & Co, situado en Oxford Street. Fue ahí donde se enamoró de los accesorios de Louis Vuitton.

Sus restaurantes

El restaurante Tramp es perfecto para comer, pero también para tomar una copa y para salir.

También la vimos pasar por el restaurante Isabel, donde comió tartar con huevo, ceviche de vieiras y ensalada de maíz con pimientos rojos.

Para desayunar, Marta eligió el mítico y precioso Fait Maison, donde desayunó tortilla francesa acompañada de patatas y aguacate laminado. En su mesa había una tarta red velvet, así que suponemos que al menos, un bocadito, le dio.

Sus looks

Se protegió del frío con un abrigo de Burberry combinado con pantalones de cuero de Zara y gafas de sol de Bottega Veneta.

Otro de sus aliados para combatir las bajas temperaturas fue un abrigo de pelo, que combinó con sus deportivas de Prada y su bolso de Celine.

Su hotel

Para disfrutar de su estancia, confió en el hotel Royal Lancaster, que cuenta con 411 habitaciones y suites que combinan el estilo clásico y atemporal con unas espectaculares vistas a Hyde Park y al skyline londinense. Por si tenías curiosidad (nosotros la teníamos), la noche en la habitación más sencilla supera los 400 euros.

Fuente: Leer Artículo Completo