Cómo acabar (o casi) con la piel de naranja: ejercicios y consejos que funcionan para eliminar la celulitis en muslos y piernas

Es un anhelo perfectamente humano buscar maneras de intentar eliminar la celulitis de glúteos y piernas. Te preguntas cuáles son los principales responsables de que te hayan salido esas arrugas en las piernas y lees manuales de ejercicios para reducir la dichosa celulitis. Hasta aquí todo bien. Pero lo primero que debes saber es que tener celulitis es completamente normal y que tampoco pasa nada. Y también debes tener muy claro que no hay remedio casero que convierta tu piel en una tabla lisa como una mesa. Pero sí es verdad que con pocas cosas que incorpores a tu vida frenarás el avance de las arrugas y mitigarás mucho esos efectos estéticos que tanto te incomodan.

No importa cuántas cremas para la celulitis y exfoliantes uses a diario. La realidad es que no puede hacer nada para que esos incómodos hoyuelos desaparezcan sin un tratamiento dermatológico especializado. La celulitis se forma cuando las células de grasa debajo de la piel empujan los tejidos conectivos hasta arrugar la superficie. Y aunque no puedes solucionar ese proceso con cremas típicas, sí se puede suavizar y tensar la piel temporalmente con los remedios adecuados. El secreto: llevar una vida saludable que incluya ejercicio, dieta y mucha agua para hidratarte.

Ejercicios básicos para reducir la celulitis

Saltar a la comba: no hay nada más saludable (y económico) que coger una cuerda y ponerte a saltar la comba en el salón mientras ves la tele. Es uno de los ejercicios más completos que existen porque pone a trabajar un gran número de músculos de las extremidades. Vas a conseguir quemar muchas calorías en muy poco tiempo y sin tener que salir de casa.

Sentadillas: si lo que quieres es conseguir unos glúteos tonificados, las sentadillas deben ser tu ejercicio de referencia. Para hacerlas correctamente, tienes que mantener la cabeza completamente horizontal, colocar los pies alineados con los hombros y flexionar las rodillas sin sobrepasar la punta de los pies. Es decir, no flexionar más de la cuenta porque arruinarás el efecto deseado.

Zancadas o “lunges”: puedes salir a pasear por la calle o aprovechar el pasillo de tu casa. Pero la clave es que los pasos sean largos. Cuanta más amplitud alcancen, más carga meterás sobre el músculo. Trabajarás cuádriceps, glúteos, bíceps, lumbares y gemelos. Otro de los ejercicios de referencia para bajar celulitis.

“Burpees”: es el nombre más técnico con el que se conoce al popular salto de la rana. Te pones de cuclillas, colocas las manos en el suelo y sitúas tu frente erguida. A continuación, desplazas las piernas hacia atrás con los pies muy juntos y haces una flexión de pecho. Gracias a esos saltos, conseguirás quemar grasas y tonificar un buen número de músculos.

Entrenamiento cardiovascular: es un ejercicio fundamental para quemar grasas, perder peso y plantar cara a la celulitis. La gama de modalidades que tienes a tu disposición es realmente amplia. Desde el footing hasta la marcha. También la bicicleta o el spinning. Pon a trabajar tu corazón y tus piernas.

Secretos para vencer a la celulitis

La adopción de hábitos saludables te va a ayudar en tu tarea de combatir la “piel de naranja”. Algunos de los mejores secretos para incorporar a tu vida son:

Lleva una dieta sana y equilibrada: podrás depurar mejor los estrógenos y mejorará la circulación sanguínea mientras combates la perniciosa retención de líquidos. Di adiós a frituras, bollos, azúcares refinados y alimentos ultraprocesados en general. No solo te lo agradecerá tu piel.

Incrementa la ingesta de agua: es una de las cosas más importantes para combatir la celulitis. Toma dos litros de agua al día y favorecerás la expulsión de las toxinas mientras te mantienes perfectamente hidratada.

No uses ropa ajustada ni taconazos: debes favorecer la circulación sanguínea y que tu cuerpo se sienta liberado de opresiones y posturas poco naturales. Huye de todo lo que favorezca la retención de líquidos, y tu vestuario aquí es importante.

Adiós al tabaco y el alcohol: si no tienes suficientes motivos para dejarlo, la celulitis igual te da la “excusa” perfecta. Ambos hábitos son muy nocivos también para la piel. Fumar produce alteraciones en la microcirculación, disminuye la oxigenación de los tejidos y aumenta los radicales libres cutáneos. Mientras, el alcohol genera un aumento de grasa acumulada.

Fuente: Leer Artículo Completo