¿Cada cuánto deberíamos lavar la ropa del gimnasio?

Es evidente que después de una clase de spinning, de haber salido a correr o de haber realizado cualquier actividad que implique un cardio intenso, vamos a sudar. Y mucho. En esos casos nada más llegar a casa solemos echar la ropa de deporte a la cesta de la ropa sucia, ¿hacemos bien?. Por otro lado, existen muchas otras actividades y ejercicios en las que no se suda necesáreamente, o personas que sudan mucho más que otras independientemente del esfuerzo que realicen… en estos casos, cuando no sudamos, no quiere decir que la prenda no se ensucie.

Aunque las prendas deportivas se elaboren con tejidos sintéticos, transpirables o resistentes, no están exentas de ensuaciarse. Y no hablamos solo del sudor o el polvo, sino de células de piel muerta, minerales, grasa o aceites corporales que desprendemos. Sustancias orgánicas que se quedan pegadas a la tela aunque nosotras no las veamos. Y a partir de ellas se forman bacterias que permanecen en el tejido. ¿Y qué ocurre si reutilizamos esa prenda sin hablerla lavado? Que volvemos a sudar, que nuestro cuerpo genera calor y con las altas temperaturas las bacterias proliferan. Y esto hace que pueda llegar a ser incluso perjudicial para nuestro cuerpo.

¿Cada cuánto y cómo lavar la ropa de gimnasio?

Para salir de ese círculo vicioso, los expertos de la tienda de ropa deportiva Taymory lo tienen claro: “Lo ideal es lavar la ropa justo después del entrenamiento”, comentan desde su web. “No hay que dejar la ropa húmeda en el cubo y además hay que tratar de separar la ropa usada de la ropa normal de diario. Si no, no solo el olor se esparcirá, también las bacterias”.

Por tanto, lo recomendable es lavar la ropa deportiva justo después de usarla. Y hacerlo sin mezclarla con otras. Además, también se aconseja lavarla sin centrifuado para no estropearla, usando un programa para tejidos delicados y a temperatura baja. Para no malgastar energía, y puesto que la ropa del gimnasio no suele presentar manchas, te recomendamos que optes por un programa corto de entre 10 – 20 minutos, es decir, de lavado rápido. Como sabrás, también hay lavadoras que entre sus programas ofrecen un lavado específico para ropa de deporte; opta siempre por ese y acostúmbrate ano mezclarla con la ropa de calle o de casa.

Fuente: Leer Artículo Completo