Alimentos que jamás deberías meter en la cesta de la compra si quieres perder peso

La lista de la compra es el primer paso a la hora de estructurar tu alimentación. Piénsalo: si no lo compras, no lo llevarás a casa y si no lo tienes en casa, no te lo comerás. Así de sencillo. ¿Alguna vez te has preguntado por qué, aunque haciendo todo bien (en lo que se refiere a nutrición y deporte) no pierdes grasa? La respuesta es sencilla: no todos somos iguales, y adelgazamos al mismo ritmo. Hay diversos factores que influyen en la pérdida de peso: el estrés es uno de ellos, al igual que la ansiedad.

¿Cómo enfrentarlos? Hay diversos ejercicios para sobrellevarlos: la respiración, la meditación, la relajación… la clave está en ser conscientes de lo que comemos, huir de los atracones y entender que cuando tenemos ansiedad o necesidad de llevarnos algo a la boda, no pasa nada, pero es mucho mejor si es un alimento saludable.

Hay ciertos alimentos que son perfectos para controlar la ansiedad. Pero para tenerlos a mano, es esencial eliminar los perjudiciales del carrito de la compra y optar por otros, así, cuando quieras comer y abras el armario de la cocina, solo encontrarás comida saciante, saludable y beneficiosa para el organismo. ¿Qué necesitamos eliminar de la lista de la compra para conseguir esto? Ahí van los alimentos que NO deberías tener en casa.

Pizzas congeladas: las pizzas ya hechas contienen infinidad de ingredinetes insanos, conservantes y están llenas de calorías vacías.

Patatas fritas: las patatas son un alimento de lo más nutritivo. Sin embargo, según como las cocines pueden ser más o menos sanas y definitivamente, las fritas de bolsa no lo son.

-Los zumos de frutas envasados: loz zumos de frutas no son saludables, contienen grandes cantidades de azúcar y están catalogados como ultraprocesados.

Refrescos: los refrescos no son saludables, aunque tengan es su etiqueta ‘light’ o bajo en azúcares.

Ultracongelados: los nuggets de pollo, san jacobos… los fitos en general están llenos de calorías vacías y pocos nutrientes.

-Comida precocinada: lasaña, macarrones, arroces… toda esta comida precocinada entra dentro de la categoría de ultraprocesados por lo que mejor hacerla de forma casera.

Dulces: bollería, galletas ultraprocesadas, lo mejor que puedes hacer es no comerlos, pero si lo haces, que sean caseros.

Snacks: el picoteo es donde más pecamos. Picos, frutos secos fritos con salsas… no nos hacen ningún favor.

Fuente: Leer Artículo Completo