¿Alguna vez te han dejado de contestar a los mensajes?

¡Ah, el amor! ¡Ah, las mariposas! ¡Ah, las apps de ligar! Todo esto es estupendo y maravilloso. Conoces a alguien nuevo, ya sea a través de aplicaciones como Tinder, Grinder, Happn –o app de citas que sea–, o en un bar, una cafetería, un concierto e, incluso, a través de amigos en común. Te pide el teléfono, te da el suyo, vaya, la cosa promete. Ha sido (casi) amor a primera vista. Claro, el teléfono ya no es el procedimiento habitual, ahora, tras haber cruzado cuatro o cinco frases por WhatsApp, ya os tenéis en todas las redes sociales: Facebook, Instagram y Snapchat (aunque casi nadie lo usa ya).

¿Acaso iba a ser de otra forma?

Empezáis a tontear, a hablar casi todos los días, a conocer a tus amigos, a salir de cena, de fiesta y de cine. Todo es fácil, divertido, alegre y sin compromiso, pero sabes e intuyes que todo marcha bien. O eso crees porque, de repente, desaparece. Ya no hay mensajes de buenos días. Ya no hay nada. Te preguntas ¿qué ha pasado? ¿Qué he hecho mal? ¿Qué he dicho?. Como todo iba bien, le escribes, le llamas, no acosas, porque ya teníais confianza, pero, después de un día y medio sin saber nada, te preocupas. Evidentemente, lo primero que piensas es que ha podido pasar algo, pero su actividad en las redes sociales te hace sospechar que quizá ha estado muy liado, ha tenido mucho trabajo encima, no sé, cualquier cosa justificable.

Entonces, ¿qué ha pasado? ¿Es esto normal? Pues sí. Bueno, es decir, no, es indecoroso e inmoral pero es más normal de lo que crees. Podría definirse como un irse a la francesa o ir a comprar cigarros pero de la era digital 3.0. Y este concepto (o mal gesto) es conocido como ghosting. Pero, ¿qué es el ghosting? El ghosting viene de ghost –fantasma en inglés– y significa, hacer el fantasma o fantasmear a alguien. Traducido al lenguaje coloquial, pasar de alguien descaradamente, hacerle el vacío y/o ignorarle. Aunque esto ha existido desde siempre, gracias (y por desgracia) a las redes sociales, ha sido mucho más habitual de lo que puedas pensar. Por ejemplo, a raíz de la separación de Charlize Theron y Sean Penn, el término se convirtió en algo mainstream y conocido por la gran mayoría.

Vale, una vez que ya sabes qué es el ghosting ¿qué pasa después? ¿Cómo sobrevives a eso? Aquí te dejamos una guía para conocer mejor las distintas fases y procesos que vives cuando lo han hecho contigo y saber cómo superarlo. Un pequeño apunte, existen distintos tipos de ghosting (sí, parece increíble pero sí):

Claro está, todo esto es relativo. Aunque el ghosting es un concepto de la era digital 3.0, en realidad es una forma sutil y elegante de decir que la gente es cobarde e infantil, vamos, lo que viene siendo un cretino de toda la vida. Ahora ya conoces un término nuevo, ghosting, que no ghostling ni Ryan Gosling (ojalá).

Aquí te dejamos la pequeña guía para entender el proceso del ghosting y (sobre)vivir dignamente.



Fuente: Leer Artículo Completo