5 ejercicios simples y rápidos con los que notarás resultados casi al momento

Para los más escépticos,estirar antes y después de entrenar siempre ha sido un paso prescindible. Este tipo de persona (en el que a veces, nos incluimos) es, efectivamente, la que se hizo runner cuando nos dejaron salir de casa en la cuarentena. Las agujetas fueron el peor enemigo de estas andanzas, que llevaron a más de uno a urgencias, no por dolores musculares, sino por roturas. Sí, roturas. Tobillos, ligamentos… quién conoce a personal sanitario lo sabe. Por eso, debemos grabarnos a fuego lo siguiente: estirar es importante, importantisímo. Incluso por sí mismos, estos ejercicios son muy beneficiosos cuando hablamos de estirar el cuerpo, acabar con la rigidez y mejorar la postura. Ya te hablamos hace unos meses de cómo incorporar el yoga restaurativo a nuestra vida la había cambiado por completo: estiramientos sencillos en una colchoneta para decir adiós al dolor y las molestias corporales en solo 15 minutos.

¿Qué ejercicios hacer -hagas o no deporte-?

Aunque no vayas a realizar una rutina deportiva ese día, estirar tiene mucho beneficios, es más, el método Hako, una de las tendencias fitness que más éxito está teniendo en Japón, promete una mejor postura y una figura esbelta en tan solo tres minutos al día estirando el cuerpo. No hay más que añadir.

Ahí van los estiramientos que debes hacer todos los días y con los que notarás los resultados de forma inmediata.

-Estiramiento de pantorrillas: apoya la espalda en una pared, y a continuación, inclínate hacie delante con una pierna flexionada hacia el frente mientras mantienes la otra hacie el frente. Acuérdate que las plantas de los pies deben estar apoyadas en el suelo y en línea hacia delante.

-Flexión cubital: estira el brazo y dirige la palma hacie abajo. Después, con la mano contraria haz presión hasta que quede en posición vertical.

-Estiramiento de espalda: coloca el hombro a noventa grados, con la mano del brazo contrario haz presión sobre el codo y mantén la tensión.

-Estiramiento de inclinación lateral: inclina el cuello hacie la izquierda con la ayuda de la mano derecha. Para intensificarlo, estira el brazo libre perpendcularmente hasta notar alivio en el cuello.

-Estiramiento lumbar: de pie, flexiona las piernas, coloca la mano detrás de los muslos y lleva las rodillas hacia el pecho todo lo que puedas.

Fuente: Leer Artículo Completo