10 películas para ver cuando estás estresado

El cine es demasiado maravilloso para ser un medio de puro entretenimiento, para hacer que, simplemente, no pensemos en nada durante dos horas. Sin embargo, hay veces que eso es justo lo que buscamos, justo lo que necesitamos.

Pero es que hay grandes películas que, además de hacernos aprender mucho, pensar, disfrutar y llevarnos a lugares maravillosos, tienen esa cualidad de hacernos olvidarnos de todo durante la hora y media que duran. Son películas para dejar a un lado nuestros problemas, el estrés del día a día o lo que sea que tengamos en la cabeza, y disfrutar.

Aquí podríamos haber puesto todo el catálogo de Ghibli, especialmente ‘Mi vecino Totoro’. Sin embargo, nada como la obra maestra de Miyazaki sobre el extravío de la joven Chihiro para perdernos en un mundo de imaginación lleno de asombro, belleza, fascinación, ensoñación y aventura. Sin duda, una cinta donde perderse, más bien viajar, lejos de tus problemas.

En ‘Delitos y faltas’ el personaje que encarna Woody Allen afirma que ve el musical de los musicales cada dos meses, para mantenerse de buen humor. No somos médicos pero suscribimos la receta. Ninguna película transmite tanta felicidad, optimismo, amor, ilusión y puro disfrute que esta. No importa lo que ocurra fuera de la pantalla, tras el The End querrás bailar bajo la lluvia.

Otro que “baila” bajo la lluvia es Tim Robbins en el mítico y liberador final de esta cinta sobre eternos encierros que trata, especialmente, sobre el valor de la libertad y la amistad. Una película que siempre funciona, ilumina y señala las cosas que de verdad importan, por muy adverso que sea el panorama.

Póngase aquí cualquier título de Los Hermanos Marx. Nadie como Chico, Groucho y Harpo para echar más de una carcajada. Esta fue su cinta más exitosa y cuenta con varios de los mejores gags de la historia del cine, y del humor. Imposible no olvidar tus problemas, por muchas partes contratantes de la primera parte que tengas que solucionar, viendo a gente meterse en ese mítico camarote.

Si ‘Los Bridgerton’ nos ha recordado algo es cómo nos evade un buen drama de época. Quizás sean los férreos modales, la represión sexual o la sociedad opresiva, pero hay algo tremendamente liberador en ver a los protagonistas superar todo eso… Por amor. Por eso, siempre volvemos a ‘Orgullo y Prejuicio’, un clásico de Jane Austin sobre las historias de amor, y matrimonio, de las hermanas Bennet.

Salidos de los sketches del Saturday Nigth Live (como ‘Los Caraconos’), Elwood y Jake Blues (Dan Aykroyd y John Belushi) encarnaron a los Blues Brothers y, de paso, hicieron mucha justicia al blues en el cine con este gran musical cómico. Sus disparatadas aventuras y el desfile de leyendas como James Brown, Ray Charles o Aretha Franklin (además de Carrie Fisher) hacen que cueste pensar en cualquier otra cosa.

Diez años llevan los fans de esta cinta pidiendo una secuela. La imaginativa película de Edgar Wright fue una cuna de nuevos talentos (Brie Larson, Mary Elizabeth Winstead, Chris Evans, Michael Cera, Anna Kendrick o Aubrey Plaza, entre otros) pero también una revolucionaria comedia romántica que utilizó de una forma realmente divertida el lenguaje del cómic y los videojuegos.

Probablemente la mejor película de superhéroes de la historia no tenga nada que ver con el Universo DC ni con el MCU. Es más, ni siquiera tiene héroes de carne y hueso. Las viñetas del trepamuros cobraron vida como nunca en esta unión disparatada de Spider-Man realmente entretenida, espectacular y frenética.

Nada como una buena película de atracos, de esas en los que la planificación del plan mola más que el propio robo, para dejarte ir en el sofá. Si además lo haces acompañado de varios de los protagonistas más cool de las últimas décadas, tienes la tarde asegurada.

No hay escena que refleje mejor la intención de esta lista como la el mítico final de la, muy probablemente, la mejor comedia de la historia del cine. Nadie es perfecto, así que deja ir por un momento el estrés y prepárate para reírte con Jack Lemmon tocando las maracas y ver a Marilyn Monroe tocando el ukelele. Qué más se puede pedir…

Vía: Fotogramas ES

Fuente: Leer Artículo Completo