¿Un entrenador personal para la piel? Sí y te explicamos lo que es y por qué lo necesitas

No hay famosa que se precie que no tenga su maquillador o peluquero preferido, su propio entrenador personal o la facialista en la que confía su rostro. Joanna Czech es la experta en piel preferida de Jennifer Aniston y Giselle Bündchen, Victoria Beckham y Kim Kardashian prefieren a la doctora Barbara Sturn, y Charlize Theron y Gwyneth Paltrow adoran Ole Henriksen. Ellas no solo acuden a sus centros para realizarse los mejores tratamientos para su piel, sino que estos expertos también las asesoran sobre los mejores activos, cosméticos y rutinas de belleza con las que mantener su dermis a tono, como si fueran entrenadores personales de su piel.

“Cualquier mujer que quiera entender por qué y cuándo debe empezar con cosméticos de determinadas composiciones debe contar la ayuda de un personal skin trainer. Este profesional especializado, capaz de integrar conocimientos en fisiología, bioquímica de la piel, química cosmética y tecnología farmacéutica, se encarga de transmitir dicha información de forma didáctica y práctica para lucir una piel saludable”, explica Mónica Rangel, personal skin trainer y fundadora de Codes ID Cosmetics. En esta marca ofrecen entrenamientos cosméticos personalizados, que se se encargan de entrenar a mujeres y a hombres para perfeccionar su actual cultura del cuidado y bienestar de la piel, mediante el diseño de entrenamientos cosméticos personalizados para llegar convertirse en ingrediente-conscientes.

https://www.instagram.com/p/CF_zOS2DJaE/

Una publicación compartida de Codes ID Cosmetics ©️Método (@codesidcosmetics)

Este servicio comienza con el diseño de un programa cosmético personalizado (puede realizarse de forma presencial u online) que empieza con un estudio completo de todos los cosméticos que utilizas, valorando la composición química de cada uno de ellos; el análisis objetivo de tu piel con dermoanalizado; la valoración de tus gustos y preferencias de texturas y aromas, y la observación de cómo es tu estilo de vida. Después te dirán si su tus cosméticos actuales (limpiadores, tratamientos y maquillaje, según el caso) son los adecuados y óptimos al estado actual de su piel y, te recomendarán los que mejor te irán. Por último, tendrás un seguimiento de tres meses para comprobar cómo se va poniendo en forma tu cutis.

Lo aconsejable es que visites a un personal skin trainer 2-3 veces al año, ya que “la piel es un órgano que cambia al ritmo de factores internos como la alimentación, estrés, medicación y en función del estilo de vida, y por factores externos vinculados a los propios cambios de temporada”, añade Rangel. La Consulta cosmética presencial (2 horas) cuesta 115 euros y la digital (60 minutos) tiene un precio de 60 euros.

Fuente: Leer Artículo Completo