Trucos que te ahorrarán tiempo a la hora de crear un maquillaje de aspecto buena cara muy natural

Está claro que la tendencia de belleza dominante, tanto en cuidado de piel como en maquillaje, es el efecto buena cara. Hay productos cosméticos que te ayudan a conseguirlo sin necesidad de hacer uso del color, pero si eres de las que prefieren lucir un toquecito de maquillaje hay productos simples pero efectivos que aceleran el proceso.

El primero es el un rizador de pestañas, que a pesar de que es capaz de abrir y rejuvenecer la mirada en segundos y ser infinitamente más barato que un lifting de pestañas, muchas veces nos olvidamos de usarlo. Acompáñalo de una o dos capas de máscara y de un poco de corrector en la zona interna de la ojera, que es mejor difuminar con un pincel para evitar que el producto se apelmace y acentúe las arrugas.

Después prueba a sustituir tu base de maquillaje habitual por una que incorpore tratamiento y notarás que tu piel está más fresca y jugosa conforme van pasando las horas. Y si has renunciado a este producto en los últimos meses, una BB Cream será perfecta para ti. Añade un toque de colorete en las mejillas, que es el símbolo característico de un cutis saludable. Opta por uno en textura líquida o crema, que no solo es fácil de usar, sino que también aporta un acabado más natural y, encima, puedes aplicarlo sobre los labios para darles un toque de color.

Y si por la noche también quieres ahorrar algunos minutos en el momento del desmaquillado –sobra decir que este paso es esencial para tener una piel bonita– elige un bálsamo limpiador, que es capaz de deshacerse incluso del maquillaje waterproof en tiempo récord, aparte de no dejar nada tirante tu cutis tras la limpieza.

Fuente: Leer Artículo Completo