Si pensabas que el contorno de ojos se aplicaba con toquecitos y como un guisante estabas equivocada

El contorno de ojos es, del cuidado de la piel, a la zona a la que le hemos dado siempre más importancia y atención. Además, para tratarlo ha habido que estar siempre pendiente a incontables premisas: que si se esparce a toquecitos y no se extiende, que si solo por la parte de abajo, que si con una cantidad como un guisante vale… pues bien, la mayor parte de este tipo de afirmaciones eran solo mitos y leyendas urbanas que ahora los expertos en la piel han desmentido.

Se aplica con toquecitos con el dedo anular

Siempre se ha dicho que el contorno de ojos se debe aplicar con pequeños toques y no arrastrar para que el producto se absorba mejor y además se active la circulación, pero no siempre es así: “En contornos de ojos que necesitan promover la circulación, será bueno, por ejemplo en aquellos más oscuros. No obstante, no tiene que ser con el dedo anular, sirve cualquier siempre que se tenga cuidado con la presión. Aparte, por ejemplo, para quienes retienen líquido, es mejor hacer una técnica de arrastre, desde el centro hasta la sien, fomentando el drenaje linfático”, señala Raquel González, directora de educación de Perricone MD.

Solo por debajo

Una de las normas básicas del contorno de ojos es que este se aplica debajo del párpado inferior, por la parte de la ojera y cerca del pómulo, pero nada más lejos de la realidad: “Hay firmas que ofrecen contornos de ojos específicos para contorno inferior y superior, pero, normalmente, un contorno se puede usar en ambas zonas. Yo recomiendo cobrir la zona de la cuenta inferior, la superior e incluso el área del entrecejo”, expresa Catalina Narváez, directora de educación de Aromatherapy Associates.

Como un guisante

Se dice que la cantidad de producto justa que debemos usar de contorno de ojos para no malgastar producto ni quedarnos cortas es del tamaño de un guisante. Pues bien, esto dependerá de la parte en la que se use pero en general, “Con el tamaño de un grano de arroz deberíamos tener para cubrir ambos ojos. De hecho, muchos casos de cúmulos de grasa en el contorno viene por aplicar excesiva cantidad de producto. Hay que aplicar lo justo para poder cubrir la zona sin necesidad de trabajar demasiado”, comenta Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza.

No se puede usar retinol

Se cree que en el contorno de ojos no se puede usar retinol porque es una zona muy sensible y se trata de un ingrediente algo agresivo, pero teniendo cuidado con qué es lo que aplicamos en el contorno de ojos, no hay problema de usar retinoides en esta zona: “son tremendamente positivos para tratar la pigmentación o las arrugas y finas líneas de esta área, ya que acelerará la renovación de la piel, mejorando la síntesis de colágeno y elastina. Lo único, debe ser específico, para asegurar que principios de mayor potencia estén formulados para atender una región tan específica como es esta”, expone Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.




Fuente: Leer Artículo Completo