¿Sabes qué son los discos de luffa? Exfolian, quitan los puntos negros y no irritan la piel

Hay un antes y un después de que el exfoliante entre en tu vida. Y la realidad es que cuando no te has exfoliado nunca la piel, o al menos no de forma habitual, no sabes lo que te estás perdiendo. Una piel correctamente exfoliada está suave, tiene los poros limpios y no acumula células muertas, partículas de suciedad ni de contaminación. Exfoliar es el primer paso para tener la piel luminosa y también para que todos los cosméticos que te aplicas penetren correctamente y cumplan sus beneficios.

Las personas que prefieren los exfoliantes mecánicos a los químicos se enfrentan a un “pero”, y es que sus productos –que funcionan por el roce físico de micropartículas sólidas o de texturas rugosas sobre la piel– tienen muchas, muchas papeletas de ser poco ecológicos: los hay con microesferas de plásticos que tardan eones en biodegradarse y acaban en el mar; con materiales sintéticos derivados de hidrocarburos… Un atentado al planeta.

View this post on Instagram

Flowerhead 🌼

A post shared by Hanna Stefansson (@hannastefansson) on

Hay una alternativa natural, y son los discos de luffa 100% naturales de Wai Wai. Están hechos de fibras vegetales orgánicas blandas que exfolian, eliminan los puntos negros y reducen los brillos en las pieles grasas. Lo que la hace tan sostenible y respetuosa con el planeta es que la luffa se cultiva, como cualquier vegetal: no supone esquilmar arrecifes de coral, como ocurre con las esponjas marinas, que aunque son naturales se daña gravemente la vida de los océanos al extraerlas. Ni necesitan ningún proceso químico como las esponjas de celulosa, que implican la tala de árboles y además generan residuos de los productos que se emplean para la descomposición de la madera.

© Cortesía de Wai Wai

Discos exfoliantes vegetales, de Wai Wai COMPRAR

Se pueden usar con o sin jabón, simplemente humedecidas en agua. Como todos los productos de Wai Wai, no tiene envase (o casi). La luffa es tan blandita que va genial incluso en pieles sensibles. La deja suave, como la piel del melocotón. Luminosa, como las flores blancas. Y fresca como las hortalizas de hoja verde. Todo muy vegetal.

SUSCRÍBETE AQUI a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de Glamour

Fuente: Leer Artículo Completo