Pañuelo a la cabeza: por qué usar el accesorio del verano

Hasta ahora, la gorra era el accesorio para el pelo por excelencia cuando llegaba el buen tiempo y, mucho más, cuando se daba el paso al verano. Sí, después llegó el bucket hat haciéndose tendencia pero si hay otro accesorio que haya logrado quitarle el primer puesto a la gorra ese ha sido el pañuelo. Y es que, aunque se lucía en recogidos, este verano el pañuelo se lleva a la cabeza.

Es decir, a modo pirata, o lo que es lo mismo, cubriendo al completo la parte de arriba de la cabeza, como lo haría cualquier gorra o sombrero. Este pañuelo se lleva de mil colores, que se mezclan, a ser posible, con estampados psicodélicos, perfecto para llevar tanto con el bikini y darle una nota de color y personalidad como para salir a la calle.

Pero no es solo en lo que le ha convertido en tendencia donde esta forma de llevar el pañuelo ha logrado su éxito, sino también porque tiene grandes ventajas para el pelo y el cuero cabelludo.

¿Por qué seguir la tendencia del pañuelo a la cabeza?

Además de por una cuestión de estilo, llevar el pañuelo a la cabeza a modo pirata es una forma de proteger la piel del cuero cabelludo de la radiación solar, evitando que se queme, algo realmente común en verano, que puede derivar en enfermedades graves de la piel.

Por su parte, también protege el pelo, pues el sol debilita la raíz y además hace que se deshidrate con más facilidad. Eso sí, para el pelo, habrá que seguir usando protector solar pues las puntas quedan al aire.

Es una forma genial de dar personalidad a la melena que se lleva suelta, pero también permite llevarla al viento en la playa sin que sea tan molesto como es llevarla suelta, al natural, pues el pañuelo controla su movimiento.

Como ocurría con la gorra, el pañuelo a la cabeza a modo pirata soluciona un día de mal pelo. Es decir, es el accesorio perfecto para esos días en los que es imposible controlar las capas inferiores del pelo, que suelen salir por encima arruinando el peinado. También con él podemos controlar los pequeños baby hairs que son imposibles de peinar. O incluso, si se tiene el pelo algo sucio, es una opción ideal para disimularlo. De hecho, por eso es el accesorio perfecto para llevar a la playa o a la piscina, ya que, después del baño, si tenemos que seguir todo el día de planes sin pasar por la ducha, disimulará ese resto de suciedad que apelmaza algo a algunas melenas, sobre todo las finas.

Cómo colocar el pañuelo a la cabeza

Otra de las ventajas del pañuelo a la cabeza es que es realmente fácil de colocar. Por eso se puede llevar también a la playa y a la piscina como peinado improvisado. Con un pañuelo tipo bandana, solo hay que doblarlo uniendo las esquinas. Después, la parte que ha quedado en línea horizontal se coloca sobre la frente, de tal forma que las esquinas de los extremos se pueden unir en la parte de atrás de la cabeza, recogiendo dentro de este nudo la otra esquina del pañuelo.

Lo mejor es llevar el pelo peinado con raya en medio, para tener la misma cantidad de pelo a ambos lados de pañuelo. Por último, se cepilla el resto de la melena. Lo ideal será también que se lleve con melenas largas, pero eso no excluye a los bob o a las melenas midi. En el caso del bob, la esquina que queda sola del pañuelo queda al aire en lugar de recogida. Algo que también se puede hacer con la melena larga si se quiere refinar este peinado con pañuelo.




Fuente: Leer Artículo Completo