Microblading: así consigue María Fernández-Rubíes unas cejas perfectas

El microblading se ha convertido en uno de los tratamientos beauty más demandados del momento. Y es que las tendencias pasan factura. Las cejas hilo de los 2000 al estilo Jennifer Aniston en ‘Friends’ han creado pequeñas calvitas que ya no permiten conseguir un diseño de cejas más grueso y definido, así que muchas famosas como María Fernández-Rubíes, optan por esta micropigmentación que las deja perfectas.

La instagramer deslumbró en la boda de Marta Pombo con un vestido de invitada espectacular y un look beauty con un bronceado y un efecto glow irresistible. Todo sin dejar de centrar la atención en la mirada y en concreto, en las cejas.

“Me habéis preguntado mucho por mis cejas y pestañas. En la boda no llevaba las cejas pintadas y apenas llevaba máscara. ¿El truco? Me hice la micro en las cejas y un lifting de pestañas. No puedo estar más contenta con el resultado”, escribía la influencer junto a la imagen, que ha confesado en más de una ocasión ser adicta al maquillaje para cejas. Ella ha elegido el centro L’Atelier du Sourcil para realizar el tratamiento, un salón de belleza dedicado al diseño de cejas y la micropigmentación.

Pero gracias al microblading ya no necesitará ninguna herramienta para dejarlas más marcadas. La técnica consiste en implantar pigmento en la epidermis (la capa más superficial de la piel) dibujando pelo a pelo la forma, haciendo de este modo que el trazado del pelo se aprecie y de una sensación de naturalidad y profundidad. Los resultados: unas cejas vistosas, bien pobladas, definidas y con un aspecto muy natural. Y lo mejor es que son un recurso infalible para cambiar de look sin recurrir a ningún corte de pelo. Porque las cejas no solo enmarcan nuestra mirada. También tienen el poder de cambiar las facciones de cualquier rostro. Además, podrás elegir el color que mejor encaje con el tono del pelo y de la piel.

El tratamiento dura alrededor de un año, y aunque al principio pueda quedar demasiado marcado, con el paso de los meses, se irá suavizando y difuminando la forma. ¿Te atreves a probarlo?

Fuente: Leer Artículo Completo