Mechas 'Babylights' para pelo castaño: así acertarás

La tendencia de las babylights nace de la idea de recuperar esos rubios angelicales de la niñez, en melenas adultas. Por esto, en origen estaba pensado únicamente para melenas naturalmente rubias que trataban de aclarar de manera muy natural su cabello.

Lo que consigue la técnica es proyectar focos de luz localizados en zonas concretas de la melena -previamente estudiadas por el colorista-, de esta forma se aclara el tono de la base y llena de luz el rostro, suavizando por consiguiente los rasgos faciales. Este tipo de coloración es una opción a tener en cuenta cuando se busca un cambio en el cabello pero no se quiere recurrir a una coloración completa.

Pero entonces, ¿están las babylights solo al alcance de rubias naturales? Ya no. Es decir, esto fue al principio, pero a día de hoy se ha comprobado que este tipo de mechas es una tendencia que se ha asentado en la sociedad y todo apunta a que será una técnica de largo recorrido. Por ello, los estilistas especializados en color han trabajado para lograr adaptar esta coloración a todo tipo de cabello y hoy por hoy cualquier clienta que acuda a un salón de peluquería puede solicitarla.

Con esta técnica, el cambio en el tono del cabello se trabaja con mechas muy finas que se acercan más a la raíz que las balayage. Según se desciende por el largo de la melena, estas van aumentando en cantidad e intensidad y es esto lo que crea ese juego de volúmenes tan atractivo. Pero para conseguir esto hay que saber jugar con los tonos y para escogerlos de manera adecuada es determinante la base natural. Mientras que en melenas rubias naturales se mezclan diferentes alturas de este mismo tono, para la castañas la selección cambia y en función del color natural se puede jugar con tonos que van desde el marrón o el cobrizo hasta el rubio miel.

Este último es uno de los más solicitados en salones por las clientas castañas ya que se trata de un rubio muy discreto que se funde a la perfección con el cabello virgen y consigue el mismo resultado que los colores más claros en las melenas rubias. Las melenas castañas a las que se les aplica esta técnica, parecen aclaradas por el sol de manera natural.

Un detalle a tener en cuenta para la aplicación de babylights es que para que el resultado se aprecie deben realizarse sobre melenas con un largo mínimo que caiga a la altura del hombro, en cabellos más cortos será más difícil que se perciba el resultado que persigue esta coloración.




Fuente: Leer Artículo Completo