Limpia los poros y elimina los puntos negros con una mascarilla exfoliante de carbón

Existen muchos remedios para acabar con las pequeñas imperfecciones de la piel que se acumulan por el exceso de grasa. Como los parches para los puntos negros o los geles limpiadores para reducir los poros dilatados. Pero si tenemos que quedarnos con un método efectivo es con la mascarilla exfoliante de carbón activo, el ingrediente de belleza favorito de Blanca Suárez. Un tratamiento multifunción no apto para todos los rostros pero con resultados visibles en pieles grasas y mixtas atacadas por el acné.

El primer paso es ser consciente de lo fundamental que resultan las limpiezas en estos casos, El segundo, aprender a utilizar la mascarilla para la cara correctamente y aprovechar todos sus beneficios. El tercero, hacerte con una que limpie en profundidad la suciedad de forma efectiva, que controle la formación de sebo y que suavice e ilumine el rostro desde su primer uso como la Black Mud Mask de carbón activo con extracto de bambú de LDREAMAM, la mascarilla peel off más vendida de Amazon.

No es casualidad que este cosmético con 4,4 estrellas de 5 y más de 300 valoraciones se haya convertido en un best seller. Su uso frecuente transforma el brillo y la elasticidad de la dermis a largo plazo, y previene el envejecimiento prematuro.

Quienes la han probado destacan su buena relación entre calidad y precio (15,99 euros) y la sensación de relajación y limpieza que deja tras retirar el producto.

La firma recomienda que antes de aplicarla, coloques una toalla caliente sobre el rostro durante unos cinco minutos para permitir la expasión de los poros y así pueda penetrar perfectamente. Después, solo hace falta una capa muy fina de mascarilla y dejar actuar de 15 a 30 minutos para después retirarla con agua tibia. ¿Cuántas veces a la semana? Para puntos negros leves: una vez. Para puntos negros severos: de dos a tres veces.

Precauciones: solo apta para uso externo y pieles sanas. No utilizar en pieles sensibles y realizar siempre una prueba detrás de la oreja para comprobar la reacción cutánea. Si se produce una sensación de ardor o picor y se irrita la zona, no utilizar.

Fuente: Leer Artículo Completo