La nueva normalidad acaba con el índice lipstick: es hora de apostar por el eyeliner index y la máscara de pestañas

Tiene, o más bien tenía, algo de conmovedor y de psicológico que en tiempos de crisis los labios rojos fueran la mejor arma de las mujeres para afrontar los futuros más trágicos de la historia: desde el Crack del 29 hasta los atentados del 11S. Un hecho que Leonard Lauder, heredero de la firma de cosméticos Estée Lauder, acuñó como el fenómeno lipstick index. O lo que es lo mismo, Lauder sostenía que las ventas de las barras de labios rojas se disparaban durante una recesión. ¿Eran más económicas que el resto de cosméticos? ¿Se trataba de una simple hipótesis?

Cierto o no, lo que tenemos claro es que aquello de “jamás subestimes el poder de unos labios pintados de rojo” ya no nos sirve. La nueva normalidad ha acabado con la era de los labiales. Las tendencias de maquillaje para el verano han tomado otros caminos y el uso obligatorio de las mascarillas ha hecho que el interés del maquillaje para los ojos haya aumentado en un 52% según el último informe de Captify.

Queda confirmado, los ojos son los nuevos labios y es el momento de cuidar la mirada más que nunca y de recuperar el eyeliner, la máscara de pestañas, la sombras de ojos y el lápiz de cejas del neceser.

Hazlo con delineadores para principiantes y con estos trucos para aplicar bien el eyeliner si no sabes por donde empezar. Busca los de trazo modulable y de color intenso que permitan una aplicación fácil, precisa, suave y continua. Recuerda subir la raya para abrir la mirada y levantar el párpado caído si es tu caso.

Utiliza las máscaras de pestañas de forma inteligente y hazlo desde la raíz hasta las puntas en movimineto de zig zag, tal y como recomiendan los expertos. Apuesta por las sombras de ojos nude con las que perfeccionar el párpado para un efecto buena cara inmediato. Y no te olvides de mantener unas cejas bonitas pintándolas si fuera necesario. ¿Cómo? Con pequeños toques en color marrón para una ceja natural. ¡Se lo merecen!

Fuente: Leer Artículo Completo