La crema hidratante orgánica made in Spain que es perfecta para rejuvenecer las pieles sensibles a partir de los 40

Si ya has cumplido los 40, necesitas hidratación en dosis masivas, te preocupan las arrugas, pero todas las cremas que te pones te sientan mal, es hora de volver a la esencia. No solo es importante que las hidratantes para pieles maduras contengan los activos favoritos de famosas, influencers y royals. Las cremas y sérums con mínimos ingredientes básicos, bien escogidos y orgánicos tienen más probabilidades de adaptarse a tu tipo de piel, sobre todo cuando tratarla se complica por la reacciones adversas.

Eso es exactamente lo que le sucedía a Marta Grosso, su piel reactiva le complicaba las rutinas diarias de belleza hasta la extenuación. Así que decidió ponerse ella misma a investigar por qué todo lo que se daba en la cara le acababa produciendo irritaciones e incluso granitos. Y por qué no había forma de conseguir que esa piel permanentemente deshidratada se recuperase de su sequedad de manera permanente. De ese afán por llegar al fondo de las cosas nació The Green Lab, una firma de cosmética orgánica que se apoya en ingredientes de la naturaleza y cuya crema hidratante, Advance Daily Mousturizer, se ha convertido en todo un hit.

“Empecé a trabajar en una nueva forma de enfocar la formulación de la cosmética. Y, durante cinco años, me he rodeado de balanzas, pipetas y envases; he aprendido a formular y a entender los beneficios de cada uno de los ingredientes”, explica Marta. Empezó probándolo en ella misma. “Mi piel cambió radicalmente”, asegura. El siguiente paso fue crear The Green Lab con unos objetivos muy claros: que fuera una firma de cosmética artesanal, realizada en España, muy seleccionada y de origen ecológico.

¿Lo más importante de todo? “Que la eficacia de un cosmético empieza siempre por su composición”, explica. Por eso considera que la materia prima tiene que ser de primerísima calidad, “pero también debe ser respetuosa con el medio ambiente y compatible con las necesidades de todas las pieles”. Y es esencial que los productos sean multitarea, que cubran varias necesidades a la vez. “La cosmética tiene que ser funcional y versátil para no acumular miles de productos para tu rutina facial del día a día”, apuesta Marta Grosso.

En la hidratante estrella de The Green Lab, Advanced Daily Moisturizer, confluyen tres aceites naturales de altísima calidad y gran eficacia para acabar con al sequedad y las irritaciones: el aceite de germen de trigo (rico en ácidos grasos esenciales y vitamina E), el aceite de jojoba (que aporta una nutrición intensa) y el aceite de pepita de uva (un antioxidante muy potente).

La combinación de toso ellos consigue una nutrición intensa y duradera y acaba con esa sensación de tirantez permanente que martitixa a las pieles sensibles a cualquier edad.

Fuente: Leer Artículo Completo