Esta es la manera correcta de desenredarte el pelo para que no se te caiga ni se rompa

Al tratar de desenredar los nudos de tu pelo puedes dañaroa, causando roturas y favoreciendo que los mechones se vuelvan más frágiles con el tiempo. Sin embargo, con algo de paciencia, el uso de productos y herramientas correctos y aplicando la técnica adecuada conseguirás que desenredarte el pelo no sea un suplicio.

Olvídate de coger el primer peine o cepillo que encuentres en el baño y utiliza un cepillo tipo pala o un peine de púas anchas, ya que estos son mucho más suaves con el cabello. Y presta especial atención a la técnica de desenredado: en vez de poner el cepillo o el peine directamente en las raíces, desenreda primero las puntas y después sube hacia las raíces. De esta manera minimizas las roturas y el daño en el cabello, ya que si comienzas desde la raíz lo único que consigues es llevar los nudos hacia las puntas a medida que los cepillas. Además, de esta manera también reducirás los tirones y el dolor.

Si vas a lavarte la cabeza, aprovecha a desenredártela antes de mojarla, ya que el agua puede enredar más los nudos y dificultar que el cepillo o el peine se deslicen bien por tu melena. Coge tu herramienta adecuada, divide tu pelo en mechones y desenrédalo antes de meterte a la ducha y, si es necesario, aplica un poco de acondicionador o de aceite capilar sobre el cabello seco para facilitar el deslizamiento.

¿Llevas el pelo teñido? Entonces debes tener más cuidado aún porque es más propenso a la rotura. En este caso será mejor que utilices un spray desenredante, que reduce los tirones y la rotura. Y si tu cabello es maduro, también debes tener especial cuidado con este paso (cepíllalo por mechones pequeños y con especial cuidado), ya que con la edad el pelo es más susceptible de caerse y de romperse.

Recuerda que un cabello bien hidratado se enreda mucho menos, por lo que no debes olvidar usar acondicionador cada vez que te laves la cabeza y aplicarte una mascarilla específica para tu tipo de cabello una vez a la semana. Y el aceite también ayuda a mantener las cutículas cerradas, sinónimo de cabello suave y fácil de desenredar. Por último, dormir sobre una funda de almohada de seda o, en su defecto, de fibras naturales, evita el encrespamiento y los nudos.

Fuente: Leer Artículo Completo