Esta es la dieta de Jennifer Aniston para un cuerpo 10

Parece que por Jennifer Aniston no pasan los años. La actriz, que está -casi- igual que cuando aparecía en los capitulos de ‘Friends’ tiene un brillo especial que siempre hemos querido copiar. Alguno hacían hincapié en que era el maquillaje, no hay nada que un buen iluminador no pueda arreglar. Sin embargo, parece que su secreto de belleza es el ayuno intermitente, concretamente, el llamado “16:8”.

Se trata de un tipo de ‘fasting’ que consiste en ayunar 16 horas y repartir tus comidas entre las 8 restantes. Así, se comería por ejemplode 12 a 19 horas, mientras que el resto del día solo se podría tomar agua, café o infusiones. Los sólidos están prohibidos.

Esta distribución del tiempo significaría que no hay desayuno, se lleva a cabo una comida temprana, un tentempié y una cena a las seis de la tarde para poder comer con tranquilidad. Después de esto, si a las 22h tuvieras hambre, podrías consumir un té, no obstante, está prohibido comer nada, aunque sea ligero, hasta las 12h del día siguiente.

No sin mi zumo de apio

Aunque Jennifer se toma por su propia mano las reglas (¿Y quiénes somos nosotras para contradecirla?) y cuando se levanta toma un zumo de apio, al igual que Ariadne Artiles, por lo que en teoría, rompería el ayuno al tratarse de una hortaliza. Independientemente de esto, la actriz asegura que desde que lleva este tipo de vida, ha notado mucho la diferencia. Los expertos aún no tienen claro si este ayuno en sí mismo el que hace que perdamos peso o es simplemente la disminución de las calorías ingeridas, ya que al concentrarse en un período de tiempo, son menos que en circunstancias normales.

Sin embargo, no es un estilo de alimentación apto para todo el mundo. Embarazadas, lactantes, personas con problemas de tensión o de azúcar deberán mantenerse al margen, mientras que si tu fuerza de voluntad baila o eres comedora emocional, tampoco es una dieta que vaya a surtir efecto, ya que implica un grado de compromiso muy alto, puesto que en ocasiones, deberás renunciar, en parte, a tu vida social a partir de las siete de la tarde.

Eso sí, a Jennifer parece no importarle y los resultados son más que visibles.

Fuente: Leer Artículo Completo