El truco de 'celebrity' para una melena con más volumen

Las alfombras rojas se llenan de glamour cuando son transitadas por las actrices y celebrities del momento. Ellas son el máximo exponente de las tendencias de belleza y gracias a este tipo de apariciones una determinada forma de llevar el cabello, un tipo de maquillaje o una manicura comienza a despuntar y se convierte en aquello que todas las mujeres quieren llevar en sus eventos privados.

Cada aparición pública de los rostros conocidos se mira con lupa y ellas son conscientes de ello. Por esto, no dejan ningún detalle a la improvisación y planifican con semanas de antelación cómo será su imagen sobre la alfombra roja. Y uno de los aspectos más importantes es el peinado.

La forma de llevar el cabello es determinante en la percepción general del look. Y esto es algo que podemos comprobar por nosotras mismas. Si has acudido alguna vez a una boutique a comprar un vestido para algún evento, habrás notado la gran diferencia entre probártelo en la tienda y ponértelo cuando llega el gran día y tu cabello está trabajado. Este mismo efecto se traslada a la alfombra roja. Por eso el cabello es una de los grandes focos de atención de los estilistas, cuyo objetivo es que se vea frondoso, brillante y con volumen.

Para conseguir esta sensación de cabello abundante existen infinidad de productos en el mercado, como aerosoles voluminizadores o polvos texturizadores, sin embargo hay un gesto sencillo que los estilistas ponen en práctica desde siempre y en el que pocas personas reparan.

Y es que cuando se traza una raya a uno de los lados, ya sea para llevar el cabello suelto, dispuesto de esta forma, o para hacer un recogido, hay una de las dos particiones que inevitablemente queda más pobre que la otra. Los estilistas solucionan este problema creando una pequeña curva en la raya en la zona donde comienza la misma, es decir, en el límite entre el nacimiento del cabello y la frente. De esta forma, en un plano frontal, no se verá el comienzo de la raya y se percibirá una melena mucho más poblada.

La forma de llevar a cabo este pequeño truco es muy sencilla. Con un peine de púa, para garantizar la máxima precisión, traza la raya lateral. En vez de comenzar justo en la zona donde quieres trazarla, hazlo un poco más hacia la nariz y en los primeros milímetros de la misma, llévala hacia el sentido contrario, creando la curva que generará esa sensación de melena con volumen.




Fuente: Leer Artículo Completo