Crema de aguacate, el tratamiento que devolverá la juventud a tu mirada

Entre los principales inconvenientes de la cuarentena está el insomnio, que nos desvela cada noche y nos hace levantarnos cada mañana con bolsas bajo nuestros ojos y unas ojeras como hacía tiempo que no teníamos. Pero no hay por qué preocuparse, ya que estos inconvenientes que revelan nuestro cansancio pueden desaparecer si damos con el tratamiento adecuado. Y entre lo más exitosos y mejor valorados por sus usuarios hemos encontrado tratamiento de ojos basado en uno de nuestros ingredientes favoritos, el aguacate.

Apto para todo tipo de pieles, el tratamiento de ojos cremoso de Kiehl con aguacate tiene una fórmula rica y emoliente con tres ingredientes clave: aceite de aguacate, manteca de karité y betacaroteno. Derivada directamente de la fruta, el aceite de aguacate es perfecto para suavizar la piel e hidratar áreas particularmente secas y delicadas.

Por su parte, el betacaroteno es una fuente de vitamina A y penetra en la piel con una fuerte dosis de antioxidantes. Y la manteca de karité se encarga de darle al tratamiento una textura súper cremosa, pero también se encarga de restaurar el envejecimiento de la piel, proporcionándole flexibilidad con el paso de las aplicaciones.

Las usuarias habituales de este tratamiento de Kiehls destacan su capacidad para hidratar una zona con una piel tan fina como es el contorno de ojos, algo que contribuye a prevenir las patas de gallo y el resto de arrugas en la zona.

Testada por oftalmólogos y dermatólogos, esta crema se aplica con delicados toquecitos alrededor del contorno de ojos, hasta que notamos una repentina sensación de hidratación. Y su fórmula concentrada evita que tengamos problemas a la hora de aplicarnos o lucir nuestro maquillaje habitual.

Disponible en dos formatos, 14 y 28 gramos, tiene un precio de 29,50 euros y 45,50 euros respectivamente. Y si nos quedamos con más ganas de aguacate, en la web de la firma podemos encontrar mascarillas hidratantes que completarán la hidratación y luminosidad en nuestro rostro.

Fuente: Leer Artículo Completo