Cosmolifting japonés: qué es y cuáles son sus beneficios

La innovación en el mundo de la belleza no tiene límites. Cada vez son más los tratamientos que ven la luz y ayudan a que la piel se mantenga luminosa, jugosa e hidratada durante más tiempo. El último que ya resuena en el glosario beauty es el cosmolifting japonés.

¿Qué es el cosmolifting japonés?

En general, el cosmolifting japonés es un tratamiento facial holístico que rejuvenece, tonifica y tensa la piel, al tiempo que aporta una luminosidad única. Pero también es capaz de mejorar el estado emocional. Algo importante, ya que nuestras emociones se reflejan en la salud de la piel.

Es un tratamiento que ha desarrollado el Instituto de Reflexología Facial Lone SorensenTM, y combina metodologías de la reflexología facial con técnicas del lifting japonés, que mezcla diferentes maniobras milenarias para tratar cada músculo del rostro, mezclándolo con ingredientes activos. Así, se trata de una técnica que trabaja el rostro de manera profunda a tres niveles: tonificando la piel del rostro, reparando el tejido profundo y ayudando a tensar la musculatura facial.

A través de maniobras y manipulaciones específicas sobre los músculos del rostro, la piel y el tejido profundo se tonifican y los músculos de la cara se tensan, logrando una importante definición del óvalo facial.

Además, estos masajes aportan relajación, por lo que cuando termina el tratamiento la sensación de bienestar es plena. Gracias a una serie de masajes profundos y suaves, logra también estimular los puntos nerviosos a ciertos órganos, aumentar la circulación sanguínea y mejorar el estado emocional.

¿Cuáles son los beneficios del cosmolifting japonés?

Muchos son los beneficios que aporta el cosmolifting japonés a la piel. Entre ellos, mejora su textura y atenúa las arrugas finas y profundas. Además, ilumina y refresca la piel dejándola con un aspecto más joven y tersa.

Pero no solo tiene efectos antiedad. También regula la hidratación de la piel y sirve para eliminar las toxinas de la que no ha podido librarse sola.

No solo actúa a nivel facial, mejora la salud de todo el cuerpo al estimular los puntos de acupresión que también influyen en el estado emocional.

Se trata de un tratamiento manual y natural, por lo que no tiene contraindicaciones, de efecto inmediato, en el que solo se utiliza aceite ecológico de rosa mosqueta. Se puede emplear tanto para la piel de hombres como para la de las mujeres.

¿Dónde se puede realizar?

Este es uno de los nuevos tratamientos que se ofrecen en Maison Eduardo Sánchez, de la mano de Elodie Cordonnier, “reputada terapeuta especializada en recuperar el equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu”, según apuntan desde el centro.




Fuente: Leer Artículo Completo