Begoña Gómez (mujer de Pedro Sánchez) se hace un cambio de look de pelo ¿y también cara?

Un truco habitual al que recurren las famosas para disimular un retoque estético o incluso una operación de cirugía estética es aparecer antes las cámaras con un cambio de look capilar. De esta manera consiguen desviar la atención a su nuevo corte o color de pelo en vez de a las zonas del rostro que han modificado. Todo apunta a que Begoña Gómez ha sido la última en recurrir a esta técnica.

La mujer de Pedro Sánchez no acudía a un acto oficial desde el pasado 12 de octubre, pero la noche del lunes reapareció en la recepción ofrecida por los Reyes en el Palacio Real con motivo de la cumbre del clima. Allí llegó con una melena algo más corta, ligeramente más oscura, con un flequillo más acentuado y más lisa de lo habitual. Este nuevo look capilar dista mucho del pelo suelto, con raya al lado y de un estilo más informal al que nos tenía acostumbrados.

“Aunque bien es cierto que ahora tiene un aspecto más serio que en la foto de su look anterior, el color actual está mejor trabajado, es más moderno y se ha realizado un buen contouring capilar que le aporta luz al rostro, el corte también es bastante correcto, incluso, mejor que el anterior. Sin emabrgo, antes tenía un aspecto más juvenil, y quizá sea una cuestión del peinado o el maquillaje, y no del corte o del color”, comenta Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez.

¿Solo cuestión del peinado y del maquillaje? Los medios han empezado a comentar que la imagen de Begoña ha cambiado no solo con ayuda de un peluquero, sino que su nuevo aspecto se debe a los pequeños retoques a los que podría haberse sometido. En las nuevas imágenes su piel está más luminosa, tersa y lisa, por lo que podría haber recurrido al bótox para eliminar las arrugas de la frente y las patas de gallo y a las infiltraciones de ácido hialurónico para disimular las del surco nasogeniano, así como para dar más proyección a sus pómulos.

Fuente: Leer Artículo Completo