¡Alerta tendencia de primavera! Dime cómo es tu rostro y te diré qué tipo de flequillo te favorece más

Todas las mujeres han llevado flequillo alguna vez, con más o menos éxito. Incluso se lo han cortado ellas mismas en casa, damos fe. Sea cual sea el caso y si estás pensando en volver a cortártelo, no dudes en hacerlo, porque es tendencia. Según la estilista Diana Daureo, “el flequillo viene pisando fuerte, aunque siempre ha estado ahí para alegrar y rejuvenecer el rostro”. Eso nadie se lo cuestiona, es un recurso que rejuvenece, pero hay que saber cuál elegir. “Si tienes la cara redonda, lo ideal es llevar un flequillo redondeado, con una raya central para equilibrar el rostro. Si, por el contrario, es más bien cuadrada, hay que darle la forma y dirección ladeada y despuntarlo para que las facciones se suavicen”, aconseja la estilista.

Sin embargo, para Sonia Atanes, directora del salón Sahb, no hay tantas reglas:“Siempre nos preguntan a qué tipo de rostro favorece cada flequillo, pero, mi experiencia me dice que hay uno para cada mujer, solo hay que darle el punto que encaje con cada rostro y cada estilo”.

Aunque si lo que queremos es no complicarnos la vida, lo mejor es dar con ese flequillo que no cueste peinar ni mantener: “Lo mejor es encontrar el punto para que quede más o menos peinado sin tocarlo. Pero como no siempre es posible, dependiendo del problema que tengamos (frizz, remolinos…), usaremos un producto adecuado para ello o un toque de secador”, aconseja Diana Daureo. Algo similar recomienda Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez: “El flequillo se debe tocar poco, solo con el secador, a baja intensidad tanto de temperatura como de chorro de aire, sin manipularlo apenas, moviéndolo en la raíz para aportar gesto al cabello. Al ensuciarse antes que el resto, a veces es suficiente con un poco de champú seco entre lavado y lavado para mantenerlo fresco y aportarle volumen”.

Y nada de recortarlo en casa, por mucho que nos tiente. Diana Daureo aconseja acudir al salón cada dos meses, pero si no, “lo mejor que podemos es ir ladeándolo hasta que tengamos oportunidad de ir a retocarlo”.

CORTINA

Es un flequillo partido por la mitad y abierto en el medio, que comienza a trabajarse desde más abajo de los ojos y se va fundiendo en sus extremos con el resto de la melena, como explica Eduardo Sánchez.

BABY BANG

Es el que se corta un par de dedos por encima de las cejas y recto, sin despuntar. Incluso se remata con máquina para que quede perfecto. Favorece especialmente a los rostros angulosos.

RIZADO

María Baras, del salón Cheska, propone este flequillo tupido cortado a capas perfecto para un corte shaggy. La estilista apuesta por un rizo natural, trabajado con las manos.

LADEADO

Cuando el flequillo cortina crece mucho, desde el salón David Künzle recomiendan peinarlo en diagonal hacia un lado, incluso añadir unas horquillas.

TUPIDO

Fran Galán, estilista de The Beauty Concept Hair, recomienda este flequillo para los rostros alargados.“Les sienta especialmente bien porque redondea las facciones”, asegura. Se peina de forma despreocupada, pero elegante, para conseguir ese toque francés.

CORTO

La versión mini del baby bang solo es apto para las más atrevidas y, aunque tiene su origen en los 70, su versión 2021 tiene tintes futuristas.

Fuente: Leer Artículo Completo