Alerta novias: cómo preparar el pelo para el día de la boda

Cuando se prepara el look de novia hay muchas cosas a tener en cuenta. Y es que no solo es importante el vestido. Además de él hay que tener en cuenta el ramo, el maquillaje y también el peinado de novia. Pero en lo que a este último respecta, no es que se tenga que decidir por qué recogido apostar o si llevar el pelo suelto, sino que además de elegir esto hay que comenzar desde meses antes a tratar el pelo para que llegue sano y brillante al día del “sí, quiero”.

Desde cortar el pelo hasta un tratamiento de hidratación pasando por tomar la decisión del color meses antes, esto es todo lo que tienes que tener en cuenta para tener el pelo a punto para tu boda.

Cortar el pelo

Esto es básico para llegar con el pelo sano, y más concretamente las puntas, a la boda. Y para que esto ocurra, lo cierto es que no podemos hacerlo meses antes, sino que habrá que apurar al máximo posible. Aunque la clave está en ir la primera vez los meses previos para fijar el largo que se quiere para la boda, cortar e ir saneando poco a poco a partir de ahí. Es decir, nada de cortes dramáticos.

Tratamientos

Lo realmente importante se encuentra en este punto. Y es que serán los tratamientos los que realmente salven el pelo y hagan que se encuentre sano. Para eso, no solo se someterá a la melena a un único tratamiento, sino a varios que ofrecen diferentes propiedades para cubrir distintas necesidades que pueda tener el pelo, es decir, nutrición, luminosidad, volumen, movimiento, textura.

Lo principal será apostar por tratamientos de hidratación que nos ayuden a recuperar la melena. Entre ellos destaca el tratamiento de hidratación con ácido hialurónico, que hace que el pelo se nutra, especialmente si se ve seco o débil, bótox para el cabello más fino, que da cuerpo, movimiento y textura.

Otra opción serán los tratamientos, por ejemplo, con petunia y azalea que ofrecen desde el salón de belleza Ananda Ferdi. El primero de ellos está indicado para cabello seco, desfibrado y dañado. Nutre y revitaliza el cabello y reconstruye el cuero cabelludo.

El de azalea fortalece el cabello débil y quebradizo; devuelve las proteínas perdidas; incrementa el cuerpo del cabello fino y repara el daño interno.

Nada de teñir

O al menos, no los días de antes. El color que decidas meses antes será el color que debes llevar a tu boda ya que, lo que puede ocurrir, es que o no te guste demasiado o quede muy poco natural. Por eso, lo mejor será irse acostumbrando al tono y hacer que este repose sobre nuestro pelo y se vaya haciendo cada vez más “nuestro” tono. Además, así habremos tenido tiempo de sobra para repararlo de la sequedad que puedan ocasionar las decoloraciones.




Fuente: Leer Artículo Completo